Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Iglesia pide urbanizar la ermita de Vilariño y Patrimonio lo rechaza por alterar el entorno

Fachada principal de la capilla, con afloramientos rocosos y una pista asfáltica muy deteriorada |   // G.N.

Fachada principal de la capilla, con afloramientos rocosos y una pista asfáltica muy deteriorada | // G.N.

La Archidiócesis de Santiago de Compostela pretende realizar obras de urbanización del entorno de la ermita de Vilariño, en la parroquia de O Hío, pavimentando la zona con piedra laminada, pero la propuesta no se adapta a las exigencias de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, que le reprocha que la intención es “demasiado intervencionista” y “transforma excesivamente” el paisaje, por lo que no autoriza los trabajos e insta a presentar un proyecto alternativo que sea más respetuoso con la orografía y las características naturales del terreno. “Para que se pueda autorizar la intervención deberán presentar un nuevo documento en el que procedan a reducir la superficie de pavimentación dura proyectada en el ámbito y mejorar su integración con el existente, manteniendo la superficie vegetal y los afloramientos”, resuelve Patrimonio, que ofrece otras pautas para dar el sí, como el uso de piedras graníticas alternativas al enlosado.

La solicitud de la Archidiócesis se presentó el pasado mes de diciembre y la actuación se enmarca en el entorno de protección de la ermita de Vilariño, bien catalogado según las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Cangas, y en el ámbito de protección del conjunto de viviendas y hórreos de Vilariño, bien catalogado en el Plan Básico Autonómico de Galicia. El objetivo de la intervención es urbanizar el espacio abierto alrededor de la capilla, fundamentalmente la colocación de nuevos pavimentos donde existe vegetación herbácea y afloramientos rocosos de granito, además de una pista con aglomerado asfáltico muy deteriorado y una senda peatonal pavimentada en hormigón que asciende en paralelo a la fachada norte de la ermita para acceder a otras edificaciones.

La totalidad de los miembros de la Subcomisión do Patrimonio Histórico, Artístico e Documental da Igrexa Católica en Galicia, órgano asesor de la Consellería de Cultura en esta materia considera que la sustitución del pavimento asfáltico, “de muy escasa calidad estética, material y de ejecución” es adecuada, pero hacer lo mismo con el resto del entorno sería “demasiado intervencionista” y dañaría “la calidad de la imagen ambiental del lugar”.

“Franjas de vegetación herbácea” que se exige conservar. | // G.N.

Otras actuaciones “negativas” en ese ámbito

La propuesta de la Archidiócesis contempla que la totalidad de la superficie del ámbito de la parcela no ocupada por la pista se pavimentaría con losas rectangulares de granito de cuatro centímetros de espesor, “eliminando la totalidad de la cobertura vegetal”, aunque se conservarían los afloramientos graníticos más sobresalientes. Los técnicos de Patrimonio salientan que ya existe en ese ámbito un trecho de acera frente a la fachada sur de la nave de la ermita, para acceder a las edificaciones colindantes y que esa actuación ya fue objeto de expediente municipal para la restauración de la legalidad urbanística, por haber sido ejecutada sin licencia. La actuación se realizó con baldosas de granito de superficie abujardada y de “un color beis que contrasta negativamente con el granito gris predominante en la edificación en ese ámbito”. La enmienda de la propuesta, para que sea valorada por Patrimonio Cultural, pasa por “reducir la superficie de pavimentación dura [...] y mejorar su integración con el existente, manteniendo la superficie vegetal y los afloramientos”. La resolución se emite desde el punto de vista de protección del patrimonio cultural, sin prejuicio de autorizaciones o licencias que se deban tramitar.

Compartir el artículo

stats