El mundo de la serie norteamerica de Big Bang, a la que dan vida cuatro jóvenes amigos científicos superdotados, amantes de los cómic y de los videojuegos y enamoradizos, se dejó ver de forma real este pasado fin de semana en Moaña en la celebración de su Comic-Con, una convención de esas a las que tanto se refieren los protagonistas de la serie norteamericana. En Moaña se reunieron de forma telemática, durante dos días, más de un centenar de personas, pertenecientes a nueve clubes manga de institutos de la provincia.

El certamen concluyó ayer con el fallo del concurso de dibujo, que ganó An Ni He, del instituto Valadares, de Vigo, y un dibujo manga de un selfie de un turista retratando la escultura del Fisgón de Moaña.

Dibujo de alumna del IES A Paralaia.

Dibujo de alumna del IES A Paralaia. Cristina González

El concejal de Mocidade, Dani Costas, asegura que estuvieron conectadas más de un centenar de personas cada uno de los dos días y ayer, en la recta final de la convención, hasta 140. Destaca la capacidad de dinamizar influencias de estos jóvenes, al día en videojuegos con nombres que resultan totalmente extraños a los ajenos a la materia.

A lo largo de las dos jornadas, se celebraron charlas sobre juegos como “Cartas VS Humanidad”, “Skribb.10”, competiciones y torneos como “League of legends”, “Just Dance” y “Among Us”, “Black Stories” o “Gartic Phone”, además de otros juegos de ajedrez o “”Rocket league”. También hubo una charla sobre los 50 años de la revista manga Shoen Jump, entre otras actividades.

Un momento de la celebración del festival de Cortos junto al palco de Moaña.

El fin de semana, Moaña también contó con el I Festival de Cortos “Ai Mo.S.A.!!” que sí se pudo celebrar de forma presencial junto al palco de la música, en la noche del sábado. El festival, para trabajos de alumnos de institutos, se abrió con la entrega de los premios del certamen de cómic Concello de Moaña a los galardonados Darío Santomé y Mateo Sandín, en las categorías de menores de 14 años y de 14 a 18, respectivamente.

En el festival se proyectaron cortos y documentales de los institutos A Paralaia, As Barxas y María Soliño. El moañés A Paralaia presentó el mediometraje “Valores e tí” y el documental “Era o meu xoguete, meu rei”. As Barxas presentó tres cortos sobre cómo ligar en tiempos de pandemia, el videoclip original de Ainhoa y un documental sobre reggeton; mientras que el bachillerato de Artes del IES María Soliño, de Cangas, presentó nueve cortos sobre diferentes temas y reflexiones, violencia, machismo, consumo, tiempo, adición y el mediometraje “Se chove que chova”.