Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No hay mejor causa para ir al Teatro.

No hay mejor causa para ir al Teatro. | SANTOS ÁLVAREZ

Alguien debe explicar en qué pensó para donar al Concello de Cangas películas porno cuando fue la catástrofe del Prestige. Tal vez pretendía insuflar ánimos entre los esforzados voluntarios y voluntarias que acudieron a millares a trabajar sacando chapapote del mar y entre las rocas. Pero en aquel momento no había tiempo para ponerse a visionar este tipo de películas. Después de la tarea, las fuerzas que quedaban eran las justas. Aunque me consta que en este trabajo voluntario surgió más de una pareja.

Las reuniones en la Alcaldía de Cangas se hacen eternas. Venimos de una época de agilidad en el despacho, de concreción, que ahora se nos hace muy largas las esperas, muy largas las horas. Que total para nada. La banalidad de las horas.

El jefe de bomberos del parque comarcal de O Morrazo, Pachi Mariño, escribe en su twitter: La soledad del mando: Mito o Realidad.

Baobab Teatro ofreció ayer una función llena de ternura y al mismo tiempo dolor, la de “Ás para Álex”, la historia real de un niño de A Coruña al que le gustaba hacer lo que todos los de su edad, pero que una enfermedad se lo impidió. Ayer en el Auditorio de Cangas se reservó una fila cero para esta función, cuya recaudación irá destinada a los proyectos de ayuda a niños y niñas oncológicps. Nunca una entrada ha estado tan bien comprada.

Compartir el artículo

stats