Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las alegaciones a las rotondas de A Madalena y Ximeu no cuestionan la actuación de la Xunta

Lugar donde se ubicará la rotonda de A Madalena. | // SANTOS ÁLVAREZ

Aún pendiente de aprobación por parte de la Xunta de Galicia, la modificación puntual de Eroski va de la mano del proyecto de la construcción, por parte de la administración autonómica, que consiste en dos rotondas para la supresión del tramo de concentración de accidentes (TCA) de Cangas en Ximeu, una en la intersección entre la PO-551 y la calle Enseñanza y la otra en el inicio de la travesía de A Madalena, en la ntersección con la carretera provincial EP-1001. También se mejorará la intersección dle punto kilométrico 16+400 con la carretera EP-1001 a Herbello, con la construcción de un carril central de espera y cuñas para facilitar la entrada y salida. La glorieta de Ximeu no está fuera del tramo calificado de concentración de accidentes, pero se encuentra próximo y se considera necesaria la actuación para mejorar la seguridad en la zona.

Zona donde se instalará la rotonda de Ximeu. | // SANTOS ÁLVAREZ

El proyecto está presupuestado en 780.000 euros y ahora mismo está en exposición pública, con el fin de que se presenten alegaciones.

Los dos recursos presentados son de particulares, por discrepancias en la medición e identificación de propietarios y bienes en parcelas expropiada. Además, en una de ellas se realiza una serie de observaciones en relación con una tajea una servidumbre de paso, así como del acceso a una finca, que necesitan ser analizadas. Según señala la Consellería de Infraestructuras, estas alegaciones no cuestionan la configuración de la actuación, pero sí que necesitan ser estudiadas por si es necesario realizar adaptaciones puntuales, que se recogerán en el proyecto constructivo. Hay que recordar que lo que se sacó a información pública era un proyecto de trazado, no constructivo, como bien apunta Infraestructuras.

La intervención tiene como finalidad facilitar la circulación y los giros en unos lugares que se caracterizan por su elevada intensidad de tráfico y poca visibilidad. La segunda rotonda se ubicará en la intersección de la PO-551 con las calles Enseñanza y Granxa de Ximeu, en la avenida de A Coruña, justo en el entorno donde el pleno de Cangas aprobó una modificación puntual de las Normas Subsidiarias, que supondría el traslado del supermercado Familia que hay en la avenida de Vigo. El objetivo es recalificar un ámbito de Suelo Urbano sito en el mismo Ximeu, en una superficie de 17.634 metros cuadrados. El acuerdo también suponía la suspensión de licencias en la zona.

En su momento, el regidor de Cangas, Xosé Manuel Pazos (ACE) manifestaba que se trata de un acuerdo beneficioso para los vecinos, ya que el autoservicio Familia genera importantes problemas de tráfico en una zona donde, además, se ubican otros establecimientos comerciales y servicios como el tanatorio. Además, Vego Supermercados se compromete a dotar a la nueva superficie comercial de Ximeu de un gran aparcamiento público que estará abierto también los domingos y los festivos, en una zona del entorno urbano muy deficitaria de espacio para coches.

La modificación puntual de Eroski salva uno de los problemas que ya tuvo Mercadona y que supuso la anulación de la licencia municipal que le había concedido el Concello de Cangas cuando gobernaba el PP: la limitación de plazas de aparcamiento para los usos comerciales de segunda categoría (20 plazas vinculadas al centro como máximo).

Pero lo cierto es que la modificación puntual de Eroski fue aprobada por el pleno en octubre de 2019. Hay quejas sobre la lentitud de la administración autonómica en refrendar el acuerdo plenario de Cangas, con el fin de que el proyecto vuelva al pleno para su aprobación definitiva, donde ahora mismo el proyecto tambalea. Va a depender mucho de si se consigue aprobar o no la modificación puntual que se propone en A Rúa. El PSOE no está dispuesto a hacer concesiones gratuitas, otra vez. De hecho, pretende que esto sea un cambio de cromos. La tardanza con que la Xunta de Galicia tramita, al menos en Cangas, las modificaciones puntuales de las Normas Subsidiarisa de Planeamiento, son un lastre para el desarrollo no solo urbanístico, sino también para las propias empresas. Dos años es demasiado tiempo para una propuesta que no supone un cambio demasiado brusco en el planeamiento.

Las empresas de alimentación copan el mercado del suelo

El grupo Vegalsa-Eroski ya dispone de otros establecimientos en la comarca de O Morrazo. Entre ellos los Eroski Center de Cangas, Moaña y Bueu, el Familia en Cangas y el Cah Record en el parque empresarial de Castiñeiras, en Bueu, más orientado al sector hostelero, del comercio minorista y de los grandes consumidores. Como se puede comprobar, son esta superficies comerciales de alimentación la que promueven y pugnan por el suelo que hay en Cangas, más que las propias empresas constructorsa o de promoción inmobiliaria. El número de licencias en Cangas es muy bajo, sobre todo en la villa, donde abunda más la reparación y acondicionamiento. Sin embargo, la lucha de los grandes empresas de alimentación por desembarcar el Cangas aviva un potencial mercado, que solo puede crecer, en estos momentos, a golpe de modificación puntual, debido a que el Plan Xeral aún sigue estancado en fase de borrador y el concejal de Urbanismo, Eugenio González, tiene la intención de modificar cosas del mismo.

Compartir el artículo

stats