La falta de acuerdo en la votación del Plan Concellos del pasado jueves en Cangas continúa trayendo cola. La propuesta no salió adelante por los 10 votos en contra de PP y Avante, siendo apoyada únicamente por los 8 concejales del bipartito. El BNG, que no participó para no impedir que saliera adelante "en un ejercicio de responsabilidad", señala la "incapacidad del gobierno para conseguir apoyos suficientes", algo que impide la llegada de los fondos de la línea 1 del Plan.

En palabras de la formación nacionalista, su "ineficacia, chantaje y juego sucio con las propuestas", al presentarlas a pocas horas de que acabara el plazo, demuestra su falta de capacidad de gestión". El Bloque hace un "llamamiento a la responsabilidad" para cambiar la situación, pidiendo que "no nos levantemos de la mesa hasta llegar a un acuerdo" entre los grupos políticos.

Proponen una reunión urgente para modificar la votación y salvar la inversión. Además, apuestan por un reparto equitativo entre las parroquias, de forma que la Deputación asuma sus compromisos y no recaigan sobre el Concello.