Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno tilda de irresponsable a BNG y Avante! pero quiere negociar el Plan Concellos sin cambiarlo

Imagen del pleno de Cangas celebrado el jueves   | // GONZALO NÚÑEZ

Imagen del pleno de Cangas celebrado el jueves | // GONZALO NÚÑEZ

Victoria Portas, presidió el pleno del jueves | // GONZALO NÚÑEZ

Hubo reunión ayer entre miembros del gobierno bipartito ACE-PSOE para solventar la crisis generada por el rechazo del pleno a su propuesta del Plan Concellos que ahora mismo deja a los sectores de la hostelería y el del comercio, muy afectados por la pandemia, sin esa ayuda de 150.000 euros que iba incluida en el citado plan. Afirma el gobierno local que continuará trabajando hasta el último minuto para intentar salvar el Plan Concellos y ayudar a los vecinos, pero no deja signos de arrepentimiento en su comunicado final, donde arremete contra la oposición de izquierdas. “Una vez más la irresponsabilidad y la falta de argumentos de los partidos de izquierda que el jueves votaron en contra de los vecinos de Cangas nos sitúa en una posición difícil pero aún no insalvable, por ese motivo pondremos toda nuestra insistencia en revertir esta decisión tan injusta y perjudicial para nuestro pueblo y para nuestros vecinos” Es evidente que esta contestación no es lo que espera la oposición de izquierdas para sentarse a negociar un cambio de voto. Pero la alcaldesa Victoria Portas confía en que el quejido de la hostelería y del comercio haga cambiar su voto a BNG y Avante!. Basta con que estos dos grupos municipales se abstengan para que salga adelante una propuesta de la que se está dispuesto a retirar los 75.000 eurosque el gobierno local había destinado a los muros de la carretera de O Viso que construirá la Diputación de Pontevedra. La oposición siempre creyó que ese dinero lo debía aportar la citada entidad.

El gobierno no hace acto de contricción ni se encomienda a eso de cumplir la penitencia, que podríanser armas para camelar a la oposición, se limita a explicar que el Plan Concellos supone aprobar ayudas para los sectores más castigados por la pandemia, como son la hostelería y el comercio. “Esto no debemos permitirlo, por eso, desde el gobierno local, queremos volver a tender la mano a todos los partidos políticos que conforman la corporación municipal y pedirles que recapaciten por el bien de los vecinos”. El ejecutivo local considera que ahora, más que nunca, es el momento de demostrar que podemos llegar a acuerdos, “priorizando a las familias a las que la pandemia llevó a una situación crítica. Votar no al Plan Concellos es negarle la ayuda a nuestros hosteleros. Sin duda sería lo que más nos dolería. Porque ahora es cuando los políticos debemos estar a la altura, cuando las familias lo están pasando mal y precisan de nuestro compromiso infinito. No es el momento de juegos políticos, sino de demostrar que quienes el jueves votaron en contra no lo hicieron. Que tengan claro que con su actuación no dañaron al gobierno de Cangas, sino a los vecinos, pero aún estamos a tiempo de evitarlo”, concluye el comunicado que no deja de ser desafiante con la oposición a la que quiere conquistar.

La asamblea del BNG tenía previsto reunirse ayer con el fin de valorar lo sucedido en el pleno. Pero la propia portavoz del grupo municipal nacionalista, Mercedes Giráldez, aseguraba que la abstención ya había sido una demostración de responsabilidad y que fue un esfuerzo conseguirlo porque la mayoría de la asamblea era partidaria de votar en contra. El BNG carga las tintas, sobre todo, contra el PSOE. Lo responsabiliza de echar las asociaciones en su contra, tanto en el caso del vial de O Viso como en el del Plan Concellos. El BNG habla de chulería y prepotencia por parte del gobierno. y dice que con quien tiene que negociar es con Avante! o con el PP, que fueron los que votaron en contra, que ellos se ausentaron en la votación.

No parece que el grupo de Avante!, después de la actitud mantenida en el pleno del jueves vaya a cambiar su voto en contra por otro de abstención. Sería demasiado ostentoso, máxime cuando el gobierno local no está dispuesto a negociar un total cambio de propuestas del Plan Concellos, manteniendo las ayudas a la hostelería y del comercio. Además, el gobierno aún tiene que convencer a una parte de los suyos, que eran reacios también al plan, porque se reducía mucha obra.

El PP exige aceras en el vial de O Viso-Iglesario

Mientras, el PP de Cangas considera que la visita de la presidenta de la Diputación de Pontevedra es un insulto a los vecinos de O Hío. Recuerda que 6 años después de gobernar en esa Diputación “de aire fresco que contamina a toda una provincia excepto a Vigo y Pontevedra, intenta culpar a los gobiernos que en el año 2015 firmaron un convenio de que la urbanización de la carretera O Viso-Iglesiario no esté hecha, además de mentir e insultar a la inteligencia de los vecinos de la citada parroquia. “Solo hay que recordar lo que dijo la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, en el año 2015, en su primera visita a Cangas:

Compartir el artículo

stats