Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mascotas podrán ser enterradas en Cangas

El concejal Adrián Pena quiere crear un cementerio "verde" para los animales de compañía y se inspira en la filosofía de la necrópolis catalana de Roques Blanques

Una imagen de la web del cementerio Roques Blanques, en las afueras de Barcelona. | // WEB ROQUES BLANQUES

El nuevo concejal de Bienestar Animal, Protección y Mobilidade de Cangas, Adrián Pena, se ha retado a sacar adelante proyectos en beneficio de los animales domésticos y uno de estos es la creación del cementerio “verde” o ecológico para poder depositar las cenizas de estos animales, de los que asegura que son uno más en la familia, y velarlos al mismo tiempo que se crea un bosque con la plantación de árboles por cada uno y se ayuda a preservar el entorno. Pena ha iniciado contactos con las comunidades de montes del municipio para buscar posibles localizaciones. En este sentido ya mantuvo una reunión con la Comunidad de Montes de Darbo, en donde están los terrenos de Varalonga, muy interesantes para él como una posible opción, y está pendiente de mantener también contactos con las otras comunidades de O Hío y Coiro para estudiar más ubicaciones.

Adrián Pena (ACE). S.Á.

La idea de crear este cementerio surgió al tener conocimiento de la necrópolis ecológica de Roques Blanques, en el extrarradio de Barcelona, un cementerio para humanos pero que reúne las condiciones de cementerio parque. Es de titularidad pública, pero se rige por una concesión privada especializada en el sector funerario. Pena asegura que el cementerio catalán es como la “champion league” con respecto a lo que se quiere hacer en Cangas, pero cumple con la filosofía de crear un bosque. La intención en Cangas es que por cada ceniza del animal que allí se deposite, se plante un árbol que le recordará siempre, bien sea con su nombre o una referencia, al animal. Sería el primer cementerio de estas características en la zona.

El cementerio catalán respeta la orografía y características naturales del terreno y acoge el denominado Bosque de la Calma, donde se entierran urnas cinerarias biodegradables plantando árboles para reforestar la zona al tiempo que se ofrece una solución al cien por cien ecológica para las cenizas. También dispone de la opción de los Árboles Familiares, con plantas de mayor edad y dimensiones, que permiten la inhumación de hasta cinco urnas de una misma familia. Es la traducción de un panteón en los cementerios clásicos.

Sin oportunidad de enterrar a sus animales

Esta necrópolis no ha pasado desapercibida para el concejal de Cangas, muy sensibilizado con la cuestión medioambiental y con los animales domésticos. Asegura que en la actualidad, muchas personas no tienen la oportunidad de poder enterrar o velar a sus animales de compañía, que son uno más en la familia y que el objetivo de su propuesta es preservar entornos y ecosistemas naturales con un cementerio “verde” o ecológico. Asegura que la idea es usar urnas biodegradables en donde se depositen las cenizas del animal y con las que se pueda plantar un árbol en su recuerdo. La apuesta sería por árboles autóctonos como carballos o castaños: “El cementerio verde busca ser a su vez un área destinada íntegramente para mascotas, ya que actualmente Cangas carece de zonas verdes en donde los perros puedan correr o socializarse sin estar atados”. La intención del concejal es que en el mismo proyecto se recoja una zona verde vallada para estos animales, con elementos de juegos naturales como roncos, montañas de arena o balsas de agua “huyendo así del tradicional parque canino de agilidad”.

Todo ello cumpliría el objetivo final de crear “un bosque dos animais”, en donde poder recordar a las macotas queridas a la vez que usarlo como una zona de esparcimiento. “NO se crearía un área estática llena de hormigón como es costumbre en los cementerios tradicionales, sino que en lugar de cemento habría árboles autóctonos y en lugar de placas metálicas con grabados habría elementos decorativos para las familias que visiten el área verde, con bancos y mesas. “Se cambia la perspectiva del cementerio como algo triste, a algo bonito para recordar”, dice el edil.

Adrián Pena tratará esta iniciativa en la Mesa de Benestar Animal que se va a constituir.

Compartir el artículo

stats