Cangas no tendrá Plan de Concellos este año. Ni el gobierno local, ni la oposición ni tan siquiera la Diputación de Pontevedra están por la labor. El gobierno volvió a arriesgar a pretender ganar de penalti en el último minuto de la prórroga y perdió. La oposición municipal, la de izquierdas, se sacó complejos y votó hoy en contra de la propuesta diseñada por una parte del gobierno, la de ACE, a sus espaldas. La actual alcaldesa Victoria Portas y su grupo de confianza nunca pensaron en dejar participar al PP en este reparto del pastel más jugoso de un municipio, como es este famoso Plan Concello, que viene cargado de dinero para inversiones, un total de 782.912 euros. Otra vez más las diputaciones como intermediarias de un dinero que debería llegar directamente a los Concellos. Y no se conforma solo con manejarlo, sino que pone plazos y, como en este caso, no concede prórrogas para presentarlo. Así que Cangas no tendrá Plan Concellos, a menos que alguien decida hacer un milagro en Semana SantaAsí que la hostelería de Cangas se quedará si esa línea de ayuda de 150.000 euros que figuraba en la propuesta del bipartito. El BNG, de tan enfadado que estaba, se marchó del salón de sesiones para no votar. 

Pero no fue la gran sorpresa de la sesión plenaria. Toda la oposición había adelantado que no estaba por la labor de salvar al gobierno de Victoria Portas (ACE) y que para nada se sentiría culpable. Además estamos en época en la que estos giros melodramáticos venden. Lo importante para la oposición no eran tanto las obras que se traía, sino las formas. La sorpresa fue la retirada del punto sexto del orden del día, el relacionado con la propuesta de la Alcaldía de modificación de las dedicaciones exclusivas, como consecuencia de la remodelación del gobierno y el nombramiento de nueva alcaldesa tras la muerte de Xosé Manuel Pazos. No hubo explicaciones para aquellos que las pidieron. Simplemente la alcaldesa dijo que se retiraba y punto. Después pudimos averiguar que la intención es llevar este asunto a pleno como dación de cuenta, nada más. Para que no de lugar a debate ni votación. Pero faltaba el informe del secretario, que está de vacaciones.