El gobierno local de Bueu despejó ayer cualquier clase de duda sobre la propuesta de convenios presentada por la Secretaría Xeral do Deporte para acometer mejoras en el pabellón Pablo Herbello. Un “no” rotundo. Desde la Alcaldía tachan la oferta del departamento autonómico de “migajas” y consideran que responde a un ejemplo de la “política del amiguismo”. La documentación entró a través del Rexistro Xeral del Concello el lunes por la mañana, horas antes de que se celebrase un pleno en el que había una moción del grupo municipal del PP que iba en este mismo sentido

El alcalde, Félix Juncal, estaba visiblemente molesto por la situación puesto que en ningún momento nadie desde la Secretaría Xeral para o Deporte se puso en contacto con el Concello para hablar previamente sobre este asunto o para interesarse sobre las prioridades en materia de infraestructuras deportivas. “Lo que nos llega viene ya cerrado y sin que lo solicitásemos previamente a través de los correspondientes canales oficiales”, explica el regidor. El titular del departamento autonómico, José Ramón Lete Lasa, se puso ayer a mediodía en contacto con Félix Juncal para intentar aclarar la situación y reconoció que fue un “malentendido” remitir los convenios sin tratarlos con antelación con el propio consistorio, algo que se puede interpretar como una especie de petición de disculpas.

Esa conversación no hizo cambiar de opinión al bipartito formado por BNG y ACB, que defienden que la Xunta de Galicia tiene una “deuda histórica” en materia deportiva con el Concello de Bueu. Una vez más se pone como ejemplo la falta de financiación para la piscina municipal, a diferencia de lo ocurrido en otros municipios del entorno. Además, desde el gobierno defienden que es el propio Concello, como “legítimo propietario” de las instalaciones deportivas, quien debe decidir “qué actuaciones, cuándo y cómo” se realizan ya que lo contrario sería invadir las competencias municipales.

Las propuestas remitidas por la Secretaría Xeral para o Deporte se refieren a una “reparación integral” del pabellón, para lo que aportaría 75.000 euros, y para la instalación de un videomarcador, que significaría otros 20.000 euros. “Esto trasciende de la cuestión económica, se trata de respeto y lealtad institucional y en este caso ha saltado por los aires”, aseguran desde la Alcaldía. “La actitud del PP es la habitual, no es novedosa. Lo que me sorprende es la de Elena Estévez”, reprocha Juncal a este respecto.

Lo que sí acordaron Félix Juncal y Lete Lasa fue concertar una próxima entrevista, una reunión en la que el Concello presentará su lista de prioridades. Ahí se incluye la construcción de un pabellón en Cela, la mejora de los campos de fútbol de Bueu y Beluso, colaboración para las siguientes fases de la nave de deportes náuticos de Petís o una intervención en las pistas de O Xistro.

El regidor insistió en que en los últimos años desde el Concello de Bueu se invirtieron más de 250.000 euros en el pabellón Pablo Herbello y avanza que en las próximas semanas se ejecutarán nuevos trabajos, como el cambio de cubierta en la zona de los gimnasios o una serie de trabajos en el exterior para evitar filtraciones de agua. A mayores los técnicos municipales trabajan en la redacción de un proyecto para de mejora integral, que rondará los 200.000 euros, y que se incluirá dentro del Plan Concellos 2021 de la Diputación de Pontevedra.