Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta elude bautizar como “Pereiro Francés” el centro de salud de Cangas pese a la demanda social

Sanidade alega que “no se están poniendo nombres de personas” a estos centros y Pazos lo llevará otra vez a Pleno

Exterior del centro de salud de Cangas, que se pide nombrar como “Doutor Pereiro Francés”. | // G.NÚÑEZ

“En respuesta a su correo solicitando ponerle al centro de salud de Cangas el nombre de Xosé Pereiro Francés, pediatra de gran prestigio profesional y social que trabajó muchos años en Cangas hasta su fallecimiento el 9 de junio de 2019 [a los 64 años], tras consultarlo con la Consellería de Sanidade le comunicamos que no se están poniendo nombres de personas (médico, en este caso) a los centros de salud”. Es la escueta y esquiva respuesta de la Xunta a la solicitud del alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, que recientemente se dirigió al gerente del Área Sanitaria de Vigo, Javier Puente, comunicándole el acuerdo de la Corporación municipal –adoptado por el Pleno el pasado 31 de enero con 18 votos a favor y tres abstenciones– de hacer un reconocimiento a Pereiro Francés poniendo su nombre al centro de salud y colocando una placa conmemorativa en una de las paredes externas del edificio.

Desde el Sergas pasan de puntillas sobre dicha demanda, aunque no ponen trabas a la colocación de la placa, “si disponen de un lugar para ello”. Una respuesta que el regidor considera un recurso para “echar balones fuera”, ya que las instalaciones son de titularidad autonómica y cree que debería haber una mayor implicación para satisfacer la demanda social y de sus representantes en el Concello. De hecho, varios colectivos implicados respaldaron dicha propuesta, que fue avalada en el pleno con los votos favorables de todos los concejales de ACE, PSOE, PP y BNG, y las abstenciones de los tres ediles de Avante. Una mayoría suficientemente representativa para que la Consellería de Sanidade la atienda y no “dé largas”, reclama.

El regidor esperará a que pasen las fechas navideñas para convocar a los portavoces de todos los grupos políticos con el fin de “valorar la situación y los pasos a dar”, entre los que se baraja volver a llevar el asunto a Pleno y consensuar una respuesta institucional. Pazos no quiere hacer leña de este asunto, aunque incide en que se trata de una demanda social para reconocer a un profesional con gran arraigo en Cangas –también en su faceta de gran aficionado a las palomas mensajeras– , muy querido por sus pacientes y apreciado por el conjunto de la ciudadanía, por lo que estima “merecido y adecuado” que el centro de salud lleve su nombre.

La propuesta, previamente consensuada, fue trasladada por el alcalde a la sesión plenaria de la Corporación celebrada el 31 de enero, que acordó iniciar el expediente “para nombrar el centro de salud de Cangas como Centro de Saúde Doutor Pereiro Francés” y dirigirse al Servizo Galego de Saúde (Sergas) o al organismo competente de la Consellería de Sanidade para informarle de la iniciativa y solicitar los permisos pertinentes, si estos fueran necesarios. La propuesta tuvo el respaldo casi unánime de los grupos políticos, dado el prestigio y cariño de los que gozaba por parte de la población en general y de quienes le confiaron la salud en su infancia en particular.

“Como médico era muy bueno, pero como persona mucho más”, le recordaban en el día de su despedida, el 9 de junio de 2019. Los testimonios de aprecio se sucedieron y algunos vecinos y expacientes iniciaron también una propuesta de homenaje colectivo a la que se dio forma desde la Alcaldía.

Los colectivos piden normalizar el servicio y poner fin a las colas

Distintos colectivos sociales y en defensa de la sanidad pública reclaman la “normalización del servicio” en el centro de salud de Cangas, en particular la recuperación de las citas médicas presenciales para valorar de forma adecuada a los pacientes, además de habilitar alternativas para que las personas usuarias no tengan que esperar turno en el exterior.

En este aspecto inciden desde el comité comarcal del Partido Comunista de Galicia, que reclaman poner fin a las colas de pacientes y las demás reivindicaciones de los colectivos sociales sobre este asunto. Asimismo, exigen un protocolo y tomar medidas urgentes para que las personas que acudan a realizar análisis o a urgencias “no tengan que esperar a la intemperie” mientras no son atendidas por los profesionales sanitarios. Con más motivos “en esta época del año”, en pleno invierno, y, en especial, con “una población de avanzada edad”. “La necesaria aplicación de protocolos internos con respecto a la COVID no debe excluir el exterior del centro. Se hace necesario, de forma urgente, un protocolo y una dinámica que protejan al personal del centro y a sus usuarias manteniendo la actividad”, abundan los representantes del PCG a través de un comunicado.

Compartir el artículo

stats