Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O ROMPEOLAS

Como caída del cielo

Como caída del cielo. | FB

Como caída del cielo. | FB

No está claro si se trata de un nuevo sistema de iluminación o si esta farola cayó directamente del cielo. La sensación es precisamente esa, lo que da mucho “miedito” porque uno se pone a pensar que habría ocurrido si no estuviese ahí ese cable.

El arte de Mendez Núñez; esa calle

El jueves, en medio del partido de Rafael Nadal en el O2 de Londres, donde se juegan las finales de la ATP, se fraguaba una guerra en las redes más sociales que tenísticas. Eso sí, la pelota iba también de un lado a otro atizada por los contendientes con igual dureza. Pero hubo comentarios de mal gusto relacionados con el pasado y se abrió el foso de los recuerdos, que en Cangas no tiene fondo y hay cocodrilos por millares. Y todo, otra vez, por culpa de la famosa peatonalización de la calle Méndez Núñez. A unos gusta más que a otros. Pero la crítica se debe ejercer con libertad y con respeto, de lo contrario estariamos hablando de un municipio autoritario, del que se supone que la izquierda de este país huye. Y los cocodrilos, cuando suben desde el fondo del foso para atrapar comida, nunca se van de vacío. Siempre se tira a alguno o alguna desde una almena del pasado. Y no se pueden lanzar al aire acusaciones gratuitas, solo para el regodeo de los buitres leonados de las redes, tan atentos siempre a cualquier presa. Méndez Núñez es como el arte moderno, algunos lo encuentran profundo y otros no lo consideran arte. De seguir así la polémica, muy pronto, la peatonalizaciónde esta calle se podrá ver en el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats