Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Ons se concentran en apoyo a las dueñas del chiringuito de Area dos Cans

Más de un centenar de personas le muestran su solidaridad contra la decisión de la APLU, que les ha obligado a desmontar la instalación - Colgaron fotos de sus 31 años de historia

La concentración de ayer en el lugar donde estaba el chiringuito de Area dos Cans.

La concentración de ayer en el lugar donde estaba el chiringuito de Area dos Cans. // T.P.

El primer fin de semana fue una concentración prácticamente improvisada, pero aún así reunió a numerosos vecinos y visitantes. Ayer volvió a repetirse y más de un centenar de personas acudieron hasta el lugar donde se instalaba el chiringuito de Area dos Cans, en la isla de Ons, para mostrar su apoyo y solidaridad con sus responsables. Este verano, por primera vez en 31 años, no pueden trabajar porque la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) les ha obligado a desmontar las instalaciones.

Este puesto era inicialmente desmontable cada verano y hace cuatro años se convirtió en fijo, con materiales y estética acorde con el entorno. Unas obras que según las propietarias y la asociación PineirÓns se realizaron a instancias del Parque Nacional Illas Atlánticas. Sin embargo, posteriormente la APLU después de varios recursos ha obligado a su desmontaje y este año la familia que se encarga de la explotación no puede trabajar.

La acción de protesta se desarrolló en el mismo espacio en el que se colocaba el chiringuito, en un terreno situado encima de la playa de Area dos Cans. Los participantes esta vez colocaron cordeles para poder colgar en la zona numerosas fotografías para recordar los más de 30 años de historia de esta instalación. El propósito es repetir estas concentraciones durante todos los domingos del verano.

Las movilizaciones cuentan con el apoyo de la Asociación de Veciños e Amigos de Ons y de PineirÓns. Entre los presentes abundaban las camisetas negras con el lema de "Ons en loita".También estaban las responsables del establecimiento, Eva y María Costas. Su intención es luchar para poder reabrir el negocio para el próximo verano. "No vamos a cesar en el intento de amoldarnos a la nueva normativa", explicaron. No obstante, también reclaman una "reflexión" a la administración porque para un turismo de calidad se requiere una normativa que tenga en cuenta las posibilidades y necesidades de entornos naturales tan especiales como el de Ons. En este sentido consideran "incomprensible" que para obtener una autorización durante cuatro años para una caseta no desmontable sea la justificación de que la demanda sea de carácter continuado, "sin tener en cuenta en ningún momento las posibles afecciones al medio ambiente, dificultades de acceso" o cualquier otro parámetro que no sea el de la "viabilidad económica continuada".

Compartir el artículo

stats