Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas precinta y valla los accesos a todas las playas el fin de semana

Refuerza la presencia de la Policía Local en los arenales y el alcalde advierte que será contundente -Protección Civil se suma a los controles en Bueu y detecta a personas paseando

Protección Civil Bueu, en el entorno de la playa de Tulla, en la parroquia de Beluso. // PCB

Protección Civil Bueu, en el entorno de la playa de Tulla, en la parroquia de Beluso. // PCB

El gobierno municipal de Cangas anunció un refuerzo de la vigilancia en la zona de playas durante este fin de semana por parte de la Policía Local. Habrá una patrulla permanente vigilando los arenales para impedir que haya gente en ellos. Durante toda la jornada de ayer, la Policía Local estuvo vallando los accesos a playas y colocando precintos durante la crisis del coronavirus. Si se realiza este esfuerzo es porque se trata de impedir un efecto llamada, sobre todo ahora, que el buen tiempo coincide con el puente de la Reconquista, que es festivo en Vigo.

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

El alcalde Xosé Manuel Pazos advierte que se va a actuar de forma contundente, que nada de pasear el perro por la playa o pasear por ellas. Recuerda el regidor que no se puede viajar excepto por una causa muy justificada, por lo que está prohibido acudir a las segundas residencias, tentación que tendrán muchos de los que tienen este tipo de viviendas en Cangas. Asegura que la sanción será automática. "Estamos en un estado de alarma y no es momento para bromas. Nos toca prevenir la salud de toda la gente y se hará con contundencia. También recuerda a los cangueses que no pueden realizar viajes interparroquiales, que lo que deben de hacer este fin de semana es quedarse en casa, máximo ahora que se aproxima el pico de la enfermedad.

El alcalde de Cangas confía en la solidaridad que siempre tuvo la población de Cangas y que ahora debe demostrar más que nunca. Al igual que el día anterior el coordinador médico del Centro de Salud de Cangas, Benigno Villoch, insistía en que no había que salir de casa, que era la mejor de las medidas, Xosé Manuel Pazos también reitera el cumplimiento de la orden de confinamiento.

De momento, la Policía Local no denunció a nadie en zona de playas, pero sí que tuvo que advertir a varias personas a lo largo de la semana que hacían uso imprudente de los arenales.

No se descarta, tampoco, que la Guardia Civil efectúe controles en la autovía de O Morrazo. No se quiere que suceda lo del pasado fin de semana en Madrid, que hubo una escapada generalizada que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tuvieron que frenar. Muchos, haciendo caso de la prohibición emprendía el viaje a zonas de segunda residencia o a visitar familiares.

Bueu

En el caso del municipio de Bueu, voluntarios de Protección Civil se sumaron al dispositivo de vigilancia de la Policía Local para verificar el cumplimiento de las disposiciones del estado de alarma. Una parte de la vigilancia se centró en el entorno de las playas y espacios naturales. Estas patrullas detectaron la presencia de varias personas que estaban paseando por los arenales, como en el caso de Tulla, pero al detectar la presencia de Protección Civil salían corriendo para evitar ser identificados y multados.

En los últimos días varias de las denuncias tramitadas por la Policía Local se referían precisamente a personas que salían con sus mascotas a pasear por la playa. Desde la jefatura insisten en que estos espacios están cerrados y no se permite el acceso, ni siquiera para sacar a los animales de compañía. Las labores de control también se han hecho extensivas a los senderos que van hacia los acantilados porque se tiene constancia de personas que aprovechaban para ir a pescar.

Ayer fue una jornada tranquila y, al cierre de esta edición, no se había sancionado a nadie por primera vez en varios días. La Policía Local de Bueu también advierte de que el decreto de estado de alarma no permite el acceso de los vecinos a determinados establecimientos, aunque se encuentren abiertos. Ponen como ejemplo el caso de las ferreterías. "Están abiertas para dar servicio a los profesionales. El resto de la población solo puede acudir al supermercado y tiendas de alimentación, kioskos, bancos o farmacias", recuerdan desde la jefatura.

Compartir el artículo

stats