Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Discotecas y salas de fiesta, contra la "competencia desleal"

Los empresarios exigen un plan de vigilancia contra fiestas ilegales de Nochevieja y Reyes en la comarca

Fesdiga reclama a los alcaldes que hagan cumplir la ley para evitar celebraciones sin licencia y que puedan poner en peligro la seguridad -Su presidente, el morracense Samuel Pousada, estima que serán casi 300 en toda Galicia

Celebraciones en calles y plazas públicas para despedir 2018 y recibir al nuevo año. // R.Grobas

Celebraciones en calles y plazas públicas para despedir 2018 y recibir al nuevo año. // R.Grobas

Un "plan de seguridad navideño" que impida la celebración de fiestas de fin de año y Reyes en locales sin las preceptivas licencias y autorizaciones y que se abran expedientes sancionadores contra los responsables, en caso de detectarse alguna irregularidad. Es, en síntesis, la exigencia de la Federación de Asociaciones Provinciales de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Galicia (Fesdiga), que, como cada año por estas fechas, vuelve a pedir a los concellos que pongan en marcha un operativo de prevención y respuesta por actividades navideñas que incumplen la normativa, suponen un riesgo para la seguridad y "competencia desleal" para el sector. El colectivo de profesionales, que preside el abogado morracense Samuel Pousada, demanda a los alcaldes que se les comunique cualquier actuación en este sentido, así como las resoluciones que se adopten.

Fesdiga ha remitido a los regidores un escrito de "solicitud y denuncia" sobre una situación que se repite en cada temporada navideña, aunque Pousada reconoce que el número de infracciones detectadas está en retroceso. Así, hace una década se denunciaban más de 3.000 fiestas sin permiso en toda la geografía gallega, el 90% de ellas en fin de año, una "selva" que se ha ido depurando progresivamente y que estas navidades se reducirá a unas 280, según las más recientes estimaciones de Fesdiga, que calcula en un centenar las previstas sin todos los permisos en regla en la provincia de Pontevedra. "Algunos locales no llegan siquiera a tramitar la correspondiente autorización municipal, conscientes de que incumplen la normativa" y con la intención de "evadir impuestos y responsabilidades", observan.

Además de pedir la implicación de las administraciones públicas, y particularmente de los ayuntamientos, por tener competencias directas en este asunto, también apelan al "sentido común y responsabilidad de la juventud" para que no acudan a fiestas ilegales que incumplen con la normativa de espectáculos. "Ya hubo algún intento de celebrar fiestas ilegales en la ballenera de Massó, que es un disparate y representan una bomba de relojería", advierten en el escrito remitido al alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, al que piden que se actúe con contundencia para evitar desmanes.

Samuel Pousada vuelve a hacer hincapié en lo sucedido en el Madrid Arena, "con la pérdida de cuatro vidas humanas", y aunque en Galicia no se ha producido ninguna tragedia de esas características, hace un llamamiento a la responsabilidad. En el escrito remitido por Fesdiga a los ayuntamientos de la comunidad gallega de mayor entidad, reclaman poner en marcha planes preventivos contra las fiestas en locales privados y que no se fomenten celebraciones ilegales con la cesión de espacios al aire libre o de locales municipales.

Los empresarios de discotecas, salas de fiesta y baile recalcan que cada año advierten a los responsables municipales "con la suficiente antelación" para que se puedan tomar medidas y prevenir sus consecuencias, y que a estas alturas las fiestas legales ya se conocen porque sus promotores ya han tenido que presentar las solicitudes y los planes de seguridad y recibido el visto bueno para poder realizarse", si es el caso. Pousada reconoce que en muchos casos las administraciones "ni siquiera nos contestan" a los requerimientos realizados, aunque no por ello dejarán de insistir cada año en sus obligaciones, y considera que falta "voluntad" por parte de muchos concellos para cumplir los requisitos legales. "No pedimos nada extraordinario, es algo tan simple como que se cumpla la ley", remarca, e insiste en que una "labor preventiva" es mucho más efectiva que las sanciones.

Compartir el artículo

stats