Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Enrique Sotelo: "En cien días bajaremos los impuestos y tasas un 10% y le cambiaremos la cara a Cangas"

"En la treintena de visitas por parroquias y barrios percibo el respaldo de la ciudadanía para ganar con mayoría suficiente"

José Enrique Sotelo, con el puerto pesquero y la nave de deportes náuticos al fondo. // G.Núñez

Hace 20 años, en 1999, encabezó por primera vez la candidatura del PP a la Alcaldía de Cangas y ganó. Esta vez los sondeos no le son tan favorables, aunque confía en derrotarlos en las urnas el 26-M. Si lo logra, ya tiene listo en su agenda un batería de cien medidas "para recuperar el tiempo perdido y devolver a Cangas al lugar que merece".

-Algunos sondeos electorales le dan un retroceso con respecto a los resultados de hace cuatro años. ¿Notan esa falta de apoyos en la calle?

-Creo que la realidad es distinta a los deseos de algunos y tampoco procede hacer una traslación a las municipales de los resultados de las generales. El pueblo siempre tiene la razón, también si ese pronóstico se confirma en las urnas, pero nosotros trabajamos para que no sea así, para que Cangas no siga otros cuatro años paralizada. Por ejemplo, no se ve una grúa en todo el municipio, algo que no pasaba ni en los peores años de la crisis, y eso es porque los inversores no se fían del gobierno actual, de estos populistas. En los actos que hemos tenido, en más de 30 reuniones con colectivos sociales, en los recorridos por barrios y parroquias percibo el respaldo de la ciudadanía para ganar con mayoría suficiente para poder gobernar. La única encuesta válida es la del domingo.

-Todo indica que no habrá mayoría absoluta y que habrá que pactar para gobernar. ¿Con quién están dispuestos a hacerlo y con quién no?

-No nos hemos planteado esa situación ni vamos a trabajar con hipótesis. No hablaré de algo que desconozco hasta el día 26 y lo único que me preocupa es trabajar, seguir trabajando para que la realidad no se corresponda con lo que auguran algunos.

-Usted lleva más de 20 años en el Concello, una docena como alcalde y el resto en la oposición, entre ellos los cuatro últimos. ¿Sería el momento de despedirse si esta vez no logran gobernar?

-No sé lo que va a deparar el futuro. Nadie lo sabe. Yo ha estado a punto de dejarlo en otros momentos y sigo aquí. Tenemos un reto planteado y un compromiso que voy a intentar cumplir.

-Se ha hablado mucho de la fragmentación del centro derecha. El PP se desgajó aquí con UPAC, Cangas Decide, y a la vez de esta salen candidatos de Ciudadanos. ¿Se acabó la casa común?

-Cada uno toma sus decisiones de forma libre. Algunos buscan su propio protagonismo al margen del interés general, pero allá cada quien. Unos marchan, pero vienen otros con ilusión y ganas de trabajar por los problemas de Cangas y no por los suyos propios.

-¿Por qué en Cangas los que se van del PP montan partido y en otros municipios se van para casa?

-No recuerdo la dimisión de ningún concejal nuestro, excepto David [Fernández] por motivos laborales, no por desavenencias. Si otros montan partidos puede ser por búsqueda de protagonismo, pero están en su derecho.

-¿Aún queda sitio para Vox?

-No me preocupa. Es un tema puntual, coyuntural, al que no le veo más recorrido. Y espero que la ultraizquierda también lo sea.

-¿Qué opinión le merece el gobierno tripartito? ¿Ha hecho bien bien alguna cosa?

-Ha hecho gala de un populismo rancio, de gobernar cara a la galería, sin hechos ni respeto a otras opciones políticas. Así es como funciona ahora el Concello de Cangas. Ya me gustaría que nos tratara a la oposición como los tratábamos a ellos cuando yo era alcalde. Se salta la ley, reparos e informes desfavorables incluso con el amparo de algún funcionario. Los datos están ahí: El 45% de los gastos del Concello, o sea siete millones de euros en 2017, está reparado. Eso no pasa en ningún sitio. Lo mismo pasa con los contratos. La explotación de la piscina, la sustitución de luminarias, el gabinete jurídico externo.... Y ya no digamos el asunto del agua, que es la mayor estafa política de este pueblo. Pregonaron la municipalización y la empresa concesionaria cobra más que nunca por para no hacer nada. Y de los tres millones y medio de euros de inversión comprometidos, nada se sabe. El gobierno municipal es cómplice. Una vergüenza.

-Si ustedes gobiernan, ¿qué harán en los cien primeros días?

-Asumiremos proyectos realizables, empezando por cambiarle la cara al municipio con limpieza, desbroces y mejora de los servicios públicos. Las dos principales entradas a Cangas, la Avenida de Ourense y la Avenida de Vigo, son prioritarias, al igual que desatascar la variante antes de fin de año y resolver la situación sanitaria, sentándonos a dialogar para llegar a un acuerdo unánime sobre el centro de especialidades (CIS) y el centro de salud para O Hío. Desatascar el Plan Xeral, que lleva cuatro años paralizado, es otro de los primeros pasos, al igual que poner en marcha el Museo do Mar en Ojea y la bajada inmediata de impuestos.

-Concrétela.

-En octubre estará aprobada la ordenanza para bajar un diez por ciento todas las tasas e impuestos municipales. Empezando por el IBI, la contribución urbana, que pasará del 0,55% al 0,5% y que supondrá un ahorro importante para las familias, pero también se reducirán en la misma proporción el impuesto de construcción (ICIO), el de actividades económicas (IAE) o el de vehículos a motor, el rodaje. Son medidas que contribuirán a mejorar las economías familiares. Pero también nos vamos a volcar con la creación de empleo. Creo en el turismo, pero precisamos estabilidad con industria, y aquí debemos poner en valor la pesca. Tenemos los mejores barcos de la flota española en caladeros de todo el mundo y no hay en Cangas ni una sola planta para transformar el pescado y darle valor añadido. Hay que aprovechar esa condición y darle suelo para expandirse.

-¿Desde el Concello?

-Quienes tienen que generar empleo son las empresas, y el Concello debe crear las condiciones para ello, con gestión y eficiencia.

-¿Aún tiene la mirada política puesta más allá de Cangas?

-No, no, no. He vivido en Cangas, quiero vivir en Cangas y morir en Cangas. Me siento orgulloso de ser de aquí.

Compartir el artículo

stats