Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Publicidad encubierta

El Reino Unido avergüenza a los ‘influencers’ que se saltan la ley

El regulador británico publica una lista donde escribirá los nombres de los que de forma reiterativa no cumplan con la normativa vigente

La instagramer británica Jodie Marsh, exmodelo y concursante de ‘reality shows’.

La instagramer británica Jodie Marsh, exmodelo y concursante de ‘reality shows’.

Los nombres y apellidos de cuatro de los más influyentes ‘instagramers’ del Reino Unido han sido incluidos en una especie de listado de la vergüenza que ha creado el regulador publicitario del país en su web. El motivo es haber hecho publicidad encubierta. Pretenden que se ruboricen al verse en este listado y así reaccionen ya que llevaban meses avisándoles de que estaban cometiendo un delito.

En total, la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA, por sus siglas en inglés) ha lanzado una advertencia a 122 estrellas de las redes sociales británicas, ‘influencers’ de Instagram asentados en el Reino Unido, por hacer publicidad sin decir que es publicidad. El regulador les notificó que se enfrentarían a sanciones importantes si no se ceñían a la regulación existente, pero obviaron la advertencia. De momento, cuatro de ellos han sido señalados públicamente en esta lista.

Ser trata de algunos de los más importantes ‘instagramers’ británicos. Se leen los nombres de Jodie Marsh, exmodelo y concursante de ‘reality shows’ con 440.000 seguidores en Instagram; Chloe Khan, exparticipante de Gran Hermano y expulsada de Factor X, con 2,1 millones de seguidores; Lucy Mecklenburgh, también procedente de los ‘realities’ con 1,7 millones de seguidores y Chloe Ferry, ex concursante de Gran Hermano y de Geordie Shore con 3,7 millones de seguidores en Instagram.

Advertidas desde marzo

Al parecer, todas ellas fueron advertidas el pasado mes de marzo, pero han seguido incumpliendo la normativa. Según el código de publicidad británico para los anuncios de publicidad encubierta, se consideran “prácticas comerciales injustas” el uso de “contenido editorial en los medios para promocionar un producto donde un el comerciante ha pagado por la promoción sin dejarle claro al consumidor, ni en las imágenes ni en el contenido, que se trata de un publirreportaje”. Las publicaciones promocionales deben indicar claramente que son espacios pagados y hacerlo notar con ‘hashtags’ como #ad o #spon, abreviatura de las palabras “publicidad” o “patrocinado” en inglés.

Otras prácticas que pueden violar la ley es que los ‘influencers’ se representen falsamente ellos mismos como consumidores cuando han sido contratados para hacer esa promoción. Ejemplos de incumplimiento de las reglas son el anuncio de Debt Slayers que publicó Chloe Ferry en el cual promovía un plan para cancelar hasta el 85% de la deuda para las personas que compraban ese servicio. O Jodie Marsh, que promocionó una gran variedad de suplementos nutricionales.

A partir de ahora, todos los ‘influencers’ que se salten las reglas de forma reiterada verán sus nombres publicados en este listado y estarán expuestas a la opinión pública. “Los primeros influencers en ser nombrados en esta lista han tenido todas las oportunidades para tratar a las personas de manera justa con respecto a sus anuncios”, dijo Guy Parker, director ejecutivo del regulador. Los ‘influencers’ permanecerán en este listado de la vergüenza de la página web durante al menos tres meses y también estarán “sujetos a un período de controles puntuales de monitoreo mejorado”. Si persisten en su delito, entonces el regulador estudiará la imposición de sanciones o incluso la retirada de las publicaciones de la discordia.

Compartir el artículo

stats