26 de noviembre de 2018
26.11.2018
Incidente en aguas rusas

Ucrania pone en alerta a su ejército ante el aumento de las tensiones con Rusia

El presidente propondrá a la Rada Suprema que apruebe imponer el estado de excepción

26.11.2018 | 09:01
Ucrania pone en alerta a su ejército ante el aumento de las tensiones con Rusia

Ucrania ha puesto en alerta a sus Fuerzas Armadas ante el aumento de las tensiones con Rusia por un incidente protagonizado por buques de ambos países cerca de las costas de Crimea, informó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

"Basándose en la decisión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania sobre la introducción de un estado de excepción, el jefe del Estado Mayor General y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania emitió una orden para que las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania fueran puestas en alerta de combate", dice la nota oficial.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, anunció anoche que propondrá a la Rada Suprema o Parlamento que apruebe la imposición del estado de excepción tras el apresamiento este domingo de tres buques de la Armada ucraniana por parte de los guardacostas rusos cerca de Crimea.

El Servicio de Seguridad de Ucrania anunció a través de otro comunicado que también ha puesto en alerta a sus efectivos "para evitar otras provocaciones de los servicios especiales de Rusia en territorio ucraniano".

El Ministerio de Asuntos Exteriores de este país exigió "el retorno inmediato" de los tripulantes de los navíos ucranianos apresados por Rusia y pidió a los "aliados y socios" de Ucrania que tomen "las medidas necesarias para contener" a Rusia, entre nuevas sanciones contra Moscú y la prestación de asistencia militar a Kiev.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia confirmó en torno a la medianoche del domingo al lunes el apresamiento en la tarde del domingo de tres lanchas artilladas y un remolcador en aguas territoriales rusas y cuando realizaban "maniobras peligrosas", algo que Kiev niega.

El FSB también admitió haber abierto fuego contra los buques ucranianos para obligarles a detenerse y agregó que sus guardacostas atendieron a los tripulantes ucranianos heridos y que "su vida no corre peligro".

Rusia reabre el paso al mar de Azov

Las autoridades de Rusia han desbloqueado el paso a la navegación en el estrecho de Kerch, que separa el mar Negro del de Azov, tras cerrar el paso por motivos de seguridad después de producirse la captura de tres buques de guerra ucranianos.

"El movimiento por el estrecho de Kerch se ha reanudado", ha indicado el director de la empresa KMP, que gestiona los puertos de Crimea, Alexei Volkov.

La decisión de cerrar el estrecho tuvo lugar después de que seis militares ucranianos resultaran heridos en el marco de una operación de las fuerzas especiales rusas.

Según Moscú, el incidente tuvo lugar a causa de la violación de las aguas territoriales rusas por parte de Ucrania, pero Kiev ha sostenido que se trata de una agresión injustificada.

Los busques se dirigían de Odesa, en el mar Negro, a Mauripol, en el mar de Azov. Las autoridades rusas han insistido en que estos desoyeron la orden de detenerse incurriendo en una acción peligrosa.

La libre navegación en el mar de Azov se ha complicado durante los últimos meses después de que guardacostas ucranianos apresaran varios barcos rusos frente a las cosas de Crimea, un territorio que según Kiev se encuentra "ocupado".

Moscú calificó las acciones de Kiev como "terrorismo marítimo" y contestó endureciendo los controles en la zona rusa del mar de Azov, que conecta con el Negro a través del estrecho de Kerch.

Ucrania, por su parte, considera que se trata de inspecciones injustificadas que entorpecen el tránsito de los barcos hacia los puertos ucranianos y se traducen en demoras con un coste adicional para las navieras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook