26 de julio de 2008
26.07.2008
Gaza

Hamás detiene a decenas de miembros de Al Fatah

26.07.2008 | 13:55

Hamás, el movimiento que controla Gaza, ha detenido en la franja a decenas de miembros de su facción rival Al Fatah, tras culparla de tres atentados que causaron la muerte ayer a cinco de sus milicianos, una niña y un transeúnte, informaron fuentes de la segunda formación.

Las fuerzas de seguridad de Hamás han lanzado una redada contra partidarios y organizaciones caritativas vinculadas a Al Fatah, el partido del presidente palestino, Mahmud Abás, donde han sido confiscados documentos y ordenadores.

Al Fatah atribuye los ataques a rencillas internas en el movimiento islamista y entre los detenidos figura un coronel que trabaja en los servicios de inteligencia leales a Abás y un camarógrafo de la televisión alemana ARD, Sawah abú Saif.

Al amanecer, miembros del servicio de seguridad interior de Hamás irrumpieron en la casa de Abú Saif, se incautaron de su móvil y su ordenador portátil, y se lo llevaron arrestado, explicó su familia.

Por su parte, Ihab Naser, el director de una de las instituciones de caridad afectadas, la Sociedad del Norte para el Desarrollo Social, manifestó su sorpresa por la redada policial en sus oficinas.

"Es una organización sin ánimo de lucro que nada tiene que ver con la situación política" y organiza un campamento de verano para niños con el apoyo de Naciones Unidas, dijo Naser.

La redada empezó poco después de que, tras el anochecer, una potente bomba colocada en los bajos del coche de un miembro del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedín al Kasam, matara a cinco miembros de esta milicia y a una niña de ocho años que hacían pic-nic en una playa al este de la ciudad de Gaza.

El coche estaba aparcado justo detrás de una pequeña tienda de campaña donde se encontraban los cinco miembros de Hamás.

La explosión causó además decenas de heridos, uno de los cuales se convirtió de madrugada en la sexta víctima mortal del atentado.

Ese mismo día, a primera hora, un grupo de desconocidos había hecho explotar en cuestión de minutos una bomba frente a la casa de Maruán abú Ras, un líder de Hamás en Gaza, y otra en una céntrica cafetería de Gaza, que mató a un transeúnte.

El Ejército israelí ha negado toda vinculación con estos sucesos, raros desde que Hamás se hizo por la fuerza con el control de Gaza en junio de 2007.

"El objetivo de estos ataques es devolver a Gaza a la situación de caos y desorden que dominaba la zona antes de Hamás tomara su control", aseguró anoche en un comunicado el Ministerio de Interior del Gobierno de facto en la franja del movimiento islamista.

Su portavoz, Islam Shahwan, indicó que sus autores serán arrestados "en horas" y que las detenciones son fruto de una investigación sobre los incidentes.

Para Jalil al Hayia, un líder de Hamás, los responsables son grupos palestinos "que colaboran con el enemigo" (Israel) para "minar la seguridad del pueblo palestino".

Desde que Hamás controla la franja, Gaza ha sufrido pequeños ataques con bombas artesanales contra cibercafés, centros de la pequeña comunidad cristiana o populares lugares de recreo.

Hamás ha acusado a Al Fatah de estar tras algunas de estas acciones, bien para arreglar cuentas pendientes, bien para dar al exterior una imagen de Gaza como un lugar de persecución religiosa en manos del movimiento islamista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook