Anfaco-Cecopesca reivindica la innovación en defensa del tejido industrial conservero

La patronal ensalza sus “espectaculares” datos de investigación durante la entrega de sus medallas | Homenajea por sorpresa a Enrique Albo Duro, bisnieto de Carlos Albo Kay

Rueda, Caballero, Jáudenes-Alonso y Alonso, con los galardonados y demás autoridades. // A. Villar

Rueda, Caballero, Jáudenes-Alonso y Alonso, con los galardonados y demás autoridades. // A. Villar / jorge garnelo

El alza de precios, la amenaza “en letras mayúsculas” que supone la competencia desleal, el desafío de la transición verde, la necesidad de lograr mayor seguridad jurídica y el “acceso estable” a los recursos del mar preocupan a Anfaco-Cecopesca, que este viernes volvió a reivindicar su potencial innovador en defensa del tejido industrial del sector conservero.

Camino de cumplir 120 años, la patronal aprovechó la entrega de medallas que cada año organiza y sacó pecho ante unos datos “simplemente espectaculares” en materia de investigación. Cerca de 30 proyectos, más de una veintena de patentes y 70 estudios científicos que avalan la importancia de su actividad en 2022.

Así lo destacó el secretario general de la citada entidad, Roberto Alonso, que ante un alto despliegue de autoridades mostró su inquietud por la caída del consumo registrada en los productos pesqueros. Para contrarrestar este bajón, que cifró en torno al 15% durante el pasado año, insistió en pedir un Impuesto de Valor Añadido (IVA) reducido para esta categoría de alimentos, así como diferentes medidas para frenar los sobrecostes generados por la inflación en un conjunto de empresas “esenciales”, que exportan a 150 países y emplean a 15.000 familias de forma directa. “Queremos estabilidad porque eso es garante de inversión”, sentenció.

Si bien en el acto quedó constancia de que son “tiempos difíciles”, esa tempestad no marchitó el carácter festivo de un homenaje que tuvo como protagonista sorpresa a Enrique Albo Duro, bisnieto del fundador de Conservas Albo, Carlos Albo Kay. Jubilado reciente, recibió la medalla a la distinción sectorial de manos del presidente de Anfaco-Cecopesca, Iván Alonso-Jáudenes, y protagonizó un discurso ameno y emocionado. Ese sentimiento también se plasmó en las intervenciones de Olga Ucha, Ramona Conde y Dolores Figueira, trabajadoras de Conservas Albo, Costas y Miñán y Escurís que recibieron sus medallas a la trayectoria de manos del delegado de Zona Franca, David Regades; la conselleira do Mar, Rosa Quintana; y la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor.

Con medio siglo de experiencia en el sector, las tres empleadas resumieron en pocas palabras el largo camino que comenzaron de niñas y terminan como abuelas, siendo relevadas por las nuevas generaciones que ahora buscan futuro. Como ellas en su momento.

Posteriormente fue galardonada Rosaura Leis, presidenta del Comité Científico de la Fundación Dieta Atlántica y que recibió la medalla a la persona pública destacada. Tras recogerla de manos del alcalde de Vigo, Abel Caballero, destacó los beneficios de los productos pesqueros en la dieta tradicional gallega y advirtió que los adolescentes están distanciándose de la misma. Por este motivo, llamó a incorporar estilos de vida saludables en el currículum escolar de los más pequeños.

En último lugar, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, entregó la medalla a la institución a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Recogida por su directora ejecutiva, Isabel Peña-Rey, el reconocimiento llega por la profesionalidad de la entidad y su impecable labor en la defensa de los intereses del mundo conservero.

Como cierre del evento, el regidor local no dudó en recordar el tratamiento “injusto” que sufre el sector del mar por determinados lobbies verdes. “No nos tenemos que dejar llevar nunca por las críticas sesgadas y antinaturales. Si alguien preserva el medioambiente sois vosotros”, agregó.

Tras este, el líder del Ejecutivo autonómico reafirmó su confianza en las empresas gallegas. “Aquí sigue habiendo mucha esperanza”, subrayó, animando a los emprendedores a seguir con esa “fortaleza” y haciendo hincapié en su gran potencial: “Cualquier lata demuestra que aquí hay calidad”.