Galicia dobla la compra de pescado de países sancionados frente al asedio de Bruselas a su flota

Las importaciones llegan al máximo histórico, con casi 86.000 toneladas | La oleada de desguaces arranca con unidades de Gran Sol

Imagen de archivo de unas trabajadoras en una conservera gallega

Imagen de archivo de unas trabajadoras en una conservera gallega / Noé Parga

Lara Graña

Lara Graña

La flota pesquera gallega encara terreno escarpado, infectado de minas en forma de constantes restricciones a la actividad por parte de la Comisión Europea. Dificultades que retrotraen al sector a escenarios dramáticos como la entrada en vigor de la llamada Constitución de los Océanos –con la extensión de aguas territoriales a las 200 millas– o el desembarco de España y Portugal a la entonces Comunidad Económica Europea (CEE). Con menos capacidad extractiva que nunca, en una industria envejecida que pierde masa crítica y músculo para enfrentar decisiones como el veto a la pesca en aguas profundas, la prohibición para faenar en el 30% de aguas comunitarias o la defendida transición energética –y sin ayudas– en los barcos. De modo que la dependencia de materia prima de terceros países no para de aumentar. Sobre todo, de países sancionados por la propia Bruselas por no actuar contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDRN). En el año 2022, de acuerdo a los registros de la Secretaría de Estado de Comercio, la importación a Galicia de productos pesqueros procedente de estas economías se duplicó, superando en más de treinta puntos porcentuales el anterior máximo histórico (de 2019, con 321 millones de euros). En suma, el mercado gallego se inundó con con 85.850 toneladas de pescado cuya trazabilidad íntegra no puede ser demostrada; el coste superó los 426 millones de euros.

Los países catalogados como laxos o colaborativos con la pesca ilegal o no declarada, pero que colaboran con Bruselas para remediar esta situación, reciben de la Comisión Europea una tarjeta amarilla. Son los siguientes: Panamá, Ghana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Sierra Leona, Trinidad y Tobago, Liberia, Vietnam, Ecuador y Camerún. No todos tienen relación comercial con Galicia en materia pesquera; es Ecuador, con mucha diferencia, el país que más materia prima proporciona a la industria gallega. Solo en 2022 introdujo productos por casi 380 millones de euros, tres veces más que hace una década. Es un potente socio comercial, por ejemplo, para la industria de elaborados en conserva por la pesca de túnidos.

Ecuador, proveedor global de túnidos, lidera el ranking de mayores vendedores

A continuación se sitúa Vietnam, con una extensísima flota de gran altura –la acidificación de las aguas más próximas a China han limitado de forma notable la pesca–, y que suministro productos pesqueros a Galicia por casi 30 millones de euros el pasado ejercicio. Un año, como desgranó FARO, en el que la flota gallega vivió su peor campaña histórica en el caladero de Gran Sol, después de que el tándem Virginijus Sinkevicius-Charlina Vitcheva hubiese promulgado el veto a la pesca de profundidad aun sin datos del impacto de las artes de pesca y con graves errores de batimetría en el dictamen. El Gobierno de España y la flota de Burela han llevado este reglamento de ejecución, que entró en vigor el 9 de octubre pasado, ante el Tribunal Europeo.

Importación de productos pesqueros de países con tarjeta amarilla*

*CATALOGACIÓN DE LA UE EN RELACIÓN A ESTADOS QUE NO ACTÚAN CONTRA LA PESCA ILEGAL

85.851

Trinidad y Tobago

San Vicente y Granadinas

79.196

27,39

10,32

72.871

8,89

68.836

379,44

Camerún

64.591

Vietnam

Ghana

Comoras

Liberia

Ecuador

Sierra Leona

TONELADAS

Panamá

426,04

Otros países con tarjeta amarilla sin relaciones comerciales con Galicia

41.743

321,46

Simón Espinosa

288,40

245,26

232,46

MILLONES €

157,65

ECUADOR

VIETNAM

PANAMÁ

GHANA

2012

2015

2019

2020

2021

2022

127,47

185,57

270,34

207,90

252,71

379,44

25,60

35,54

34,81

26,94

23,57

27,39

3,76

9,57

8,55

6,61

4,88

10,32

0,82

1,76

7,76

3,82

7,24

8,89

Importación de productos pesqueros

de países con tarjeta amarilla*

*CATALOGACIÓN DE LA UE EN RELACIÓN A ESTADOS

QUE NO ACTÚAN CONTRA LA PESCA ILEGAL

Trinidad y Tobago

San Vicente y Granadinas

27,39

10,32

8,89

379,44

Camerún

Vietnam

Ghana

Comoras

Liberia

Ecuador

Sierra Leona

Panamá

Otros países con tarjeta amarilla sin relaciones comerciales con Galicia

85.851

79.196

72.871

68.836

64.591

TONELADAS

426,04

41.743

321,46

Simón Espinosa

288,40

245,26

232,46

MILLONES €

157,65

ECUADOR

VIETNAM

PANAMÁ

GHANA

2012

2015

2019

2020

2021

2022

127,47

185,57

270,34

207,90

252,71

379,44

25,60

35,54

34,81

26,94

23,57

27,39

3,76

9,57

8,55

6,61

4,88

10,32

0,82

1,76

7,76

3,82

7,24

8,89

Importación de productos pesqueros de países con tarjeta amarilla*

*CATALOGACIÓN DE LA UE EN RELACIÓN A ESTADOS QUE NO ACTÚAN CONTRA LA PESCA ILEGAL

Trinidad y Tobago

Simón Espinosa

San Vicente y Granadinas

10,32

27,39

8,89

379,44

Camerún

Vietnam

85.851

Ghana

Liberia

Ecuador

Sierra Leona

79.196

Panamá

Otros países con tarjeta amarilla sin relaciones comerciales con Galicia

Comoras

72.871

68.836

64.591

TONELADAS

426,04

41.743

321,46

288,40

245,26

232,46

MILLONES €

157,65

ECUADOR

VIETNAM

PANAMÁ

GHANA

2012

2015

2019

2020

2021

2022

127,47

185,57

270,34

207,90

252,71

379,44

25,60

35,54

34,81

26,94

23,57

27,39

3,76

9,57

8,55

6,61

4,88

10,32

0,82

1,76

7,76

3,82

7,24

8,89

Mientras no hay un pronunciamiento de la Justicia o no se reevalúa esa directriz –no habrá una reunión para dialogarlo hasta abril, con media campaña anual ya perdida para el sector extractivo–, la llegada de materia prima procedente de países sancionados por pesca ilegal continúa. Con Panamá, otro ejemplo –y adalid a nivel global de los abanderamientos por conveniencia–, cuyas ventas a Galicia en 2022 superaron los 10 millones de euros, un umbral que tampoco había rebasado con anterioridad. De igual modo que sucedió con los 9 millones de euros desembarcados desde Ghana, otro Estado apercibido por Bruselas. No consta ningún flujo comercial reciente de compras de proteína marina con Liberia, Camerún, San Vicente y Grandinas o Trinidad y Tobago. Está prohibida la importación de productos pesqueros de los países sancionados con la tarjeta roja; Kiribati, Taiwan y Tailandia –el mayor productor global de conservas de atún– fueron los tres últimos en serles retirada la tarjeta amarilla.

En paralelo a la riada de importaciones de pescado de estas características, las decisiones de armadoras respecto a la flota que opera en aguas comunitarias se aceleran cumpliendo los presagios más negativos. Al menos un arrastrero de capital vigués del caladero de Gran Sol está próximo a iniciar los procedimientos legales para su desguace, según pudo verificar FARO, y sin esperar al despliegue de ayudas en el que trabaja ya para este fin el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

[object Object]

Pese a las múltiples denuncias globales –el departamento del Tesoro de Estados Unidos acaba de sancionar a dos grandes armadoras (Dalian Ocean Fishing y Pingtan Marine Enterprise)–, China no figura en la lista negra de países que no actúan contra la pesca ilegal. No es, en absoluto, el principal proveedor de materia prima pesquera para el mercado gallego, aunque los datos oficiales son engañosos. Reflejan la importación de productos desde el gigante asiático, pero no es posible conocer hasta qué punto vende pescado a Galicia desde las filiales que controla en países africanos o del continente americano. A cierre de 2022, la venta de productos pesqueros chinos a Galicia superó los 167 millones de euros, un 20% más en comparación con el ejercicio anterior, pero lejos del récord anotado en el año de la pandemia del COVID, cuando superó los 200 millones de euros.