Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportistas del mar se blindan ante el paro: “Nos pincharán las ruedas otra vez”

Compañías del sector ya agilizan los envíos estos días para descansar el lunes, se reúnen con las autoridades o demandan un servicio 24 horas a los reparadores de neumáticos

Un camión hace cola en A Coruña, el pasado marzo, escoltado por la Policía Nacional para evitar altercados. Casteleiro/Roller Agencia

Todo parecía indicar que sería una buena campaña para la caballa, pero el paro del transporte que vivió España el pasado mes de marzo dejó en el mar toneladas y toneladas de esta especie, que no se pudo pescar al no haber manera posible de llevar las capturas a buen puerto. Con las carreteras cortadas, paralizadas en todo el país y atemorizadas por la presencia de piquetes (auténticos vándalos que llegaron a poner en peligro a compañeros de sector, pinchando neumáticos e incluso tirándoles piedras en plena conducción), distribuir mercancías –fuesen las que fuesen– se había convertido en una auténtica tarea de riesgo. Cuando menos misión imposible.

Ahora, ocho meses después de aquel momento crítico y tras los acuerdos alcanzados por el sector y el Gobierno central, la amenaza de los nuevos altercados que podría traer consigo la protesta impulsada por la Plataforma en Defensa del Transporte inquieta a los transportistas del mar. Algunos ya contemplan diferentes medidas para evitar unos disturbios que, en caso de llegar a repetirse, podrían salir muy caros.

Cerca de un millón de euros fue lo que perdió una empresa dedicada al transporte de pescado pelágico (entre ellas, además de la anteriormente citada, la sardina o el jurel) que charla vía telefónica con FARO. Asentada en Galicia, fuentes de esta compañía explican que el martes se reunieron con las autoridades en un encuentro que sirvió para “preparar los dispositivos”.

A mayores, “los camioneros ya han hablado con las empresas de cambios de neumáticos para activar un servicio 24 horas” y, según les comentaron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, se pondrá a disposición de las compañías “un teléfono para llamar y pedir escolta” si hubiese incidentes que no permitieran la libre circulación de los vehículos.

"Toca cruzar los dedos"

“En marzo nos quisieron parar la fábrica. No nos querían dejar entrar. Y al final, por un contacto que teníamos en la Policía Nacional, se montó un control”, recuerdan, señalando que entonces, como parece que puede suceder en unos días, los piquetes no dudaron en hacer de las suyas. “Sabemos que nos van a pinchar las ruedas otra vez”, apuntan, reconociendo que mucho más no pueden hacer: “Toca cruzar los dedos y esperar que no pase nada”.

Un convoy sale escoltado del puerto de Vigo con destino a los mercados centrales

Un convoy sale escoltado del puerto de Vigo con destino a los mercados centrales, el pasado mes de marzo. FdV

En esta línea, ponen de manifiesto que la protesta “va a ser mucho más minoritaria” y remarcan que muchos de los promotores o participantes en la misma se quejan “porque no pueden facturar más al haber superado los 120.000 euros al año en estimación directa”.

Pese a estas medidas, todo parece indicar que el paro que vuelve a promover la Plataforma en Defensa del Transporte no tendrá ni mucho menos el impacto que logró hace ocho meses. Por un lado, las organizaciones territoriales de la Federación Nacional de Transporte (Fenadismer) acordaron por unanimidad no secundar el paro indefinido que la entidad encabezada por Manuel Hernández ha programado desde el próximo lunes en España.

Asimismo, CEOE, Cepyme y ATA expresaron este miércoles su oposición a esta protesta, que según su parecer solo agravará la difícil situación en la que ya se encuentran numerosas empresas y hogares españoles. Paralelamente, la Federación Gallega del Transporte de Mercancías (Fegatramer) cifraba en menos de 50 los autónomos y pequeños empresarios que secundarán dicha movilización en la comunidad autónoma.

Igual que ellos piensan en Frigomar, aunque esta compañía asentada en Burela (Lugo) y que también trabaja como proveedora de pescado pelágico ha optado por adelantar sus entregas. Desde la compañía han contratado “algún camión más” para trabajar durante la semana, especialmente este jueves, para que su producto esté fuera del país el fin de semana. Asimismo, no se están comprometiendo con los clientes para el próximo lunes y martes.

“Lo que más nos preocupa sería que se prolongase”, admiten al respecto, ya que la medida que contemplan está planteada para el corto plazo. Del mismo modo, resaltan que también temen posibles altercados que impidan mover el fresco hacia su planta. En caso de que el paro se mantenga, no obstante, no dudan: “Pediremos apoyo policial”. A ellos, la movilización de marzo les costó entre 350 y 400 toneladas de pescado que dejaron de congelar.

Otras empresas del transporte de pescado y marisco como pueden ser Transfrío Rías Baixas (Vigo) y Potel Torres Transportes (con delegaciones en Pontecesures y Padrón) recalcan –al igual que las anteriores– que el paro no preocupa de primeras. “No habrá nada sacando algún caso excepcional”, indican desde la segunda compañía. Desde la primera, por su parte, destacan que los armadores vigueses ya han hablado con la Subdelegación del Gobierno para que en caso de que haya algún tipo de problema se les ponga protección. A mayores, esta última destaca que irán tomando medidas sobre la marcha. “El problema que tiene este sector es que en época de crisis las pequeñas empresas se devoran entre ellas”, dicen.

Patrullas en los puertos

Tras preguntar FARO a la Delegación del Gobierno sobre las acciones que barajan a la hora de garantizar la seguridad en las carreteras, el departamento de José Miñones remitió un comunicado a los medios en el que afirmaba que el delegado se había reunido con los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a fin de “coordinar un dispositivo preventivo” dirigido a asegurar la operatividad del transporte en los centros logísticos de Galicia.

En concreto, según la nota enviada, se procederá a reforzar la vigilancia en los puertos, polígonos y otras áreas de tránsito de mercancías para que el trabajo de los camioneros y el suministro de venta no corra riesgo. También se mantendrá “permanentemente informados” a los sectores afectados y a las organizaciones empresariales.

Compartir el artículo

stats