Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva Ley de Pesca adelantará el retiro de 4.700 redeiras y mariscadoras de Galicia

Planas anuncia su inclusión en la nueva legislación, aprobada por el Consejo de Ministros | “Una reivindicación desde hace más de 20 años; de justicia social”, celebra Anmupesca

Rederas trabajando en el puerto de Cangas la semana pasada. | GONZALO NÚÑEZ

Una lucha histórica, con promesas y palabras que se llevaba el viento y, como apuntan desde la Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca (Anmupesca), una reivindicación “desde hace más de 20 años” que “era de justicia social”. El colectivo de 4.700 redeiras, mariscadoras, percebeiros, recogedores de algas y buceadores de Galicia podrá acceder “por fin” a un coeficiente reductor en el régimen del Mar de al menos el 0,15, lo que les permitirá una jubilación anticipada ante la dureza de sus tareas, equiparándose de esta forma a otros trabajadores del sector pesquero. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, anunció que la medida formará parte de la nueva Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, cuyo proyecto para revisar la actual legislación –que data de 2001– fue aprobado ayer en la reunión del Consejo de Ministros tras más de dos años de tramitación y que incluirá, como gran novedad, la posibilidad de retirar cuotas de pesca a aquellos armadores que no las utilicen.

La decisión, anunciada por Planas en la rueda de prensa posterior al Consejo, afectará a dos colectivos: por un lado, el de los percebeiros, recogedores de algas y mariscadoras; por otro, el de las redeiras, empacadoras, buceadores y las neskatillas de País Vasco. Profesiones que, como recordó el ministro, son “especialmente penosas” y suponen un “gran desgaste”, por lo que precisaban de una “modificación del régimen de protección social”.

“Se trata de ofrecer un tratamiento más favorable desde el punto de vista de su jubilación a este colectivo”, apuntó Planas durante su intervención, en la que cifró en 5.300 las personas que se beneficiarán, dato refrendado más tarde por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, cuyo Ministerio fue el encargado de realizar esta vital aportación para el sector. “Verán facilitado su acceso a la jubilación”, celebró en su cuenta de Twitter.

“Supone conseguir algo que se merecía”, señala Rita Míguez

decoration

La presidenta de Anmupesca, Rita Míguez, indicó que la noticia “era esperada” porque llevaban “unos cuantos meses” participando en la negociación. De hecho, el propio Escrivá había abierto esta puerta en un acto de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) celebrado el pasado noviembre en Cambados.

Para Míguez, la noticia supone lograr “algo que se merecía el colectivo” integrado en su mayoría por mujeres, como recordaron desde Pesca. “No era normal, por ejemplo, que una mariscadora de a pie tuviese un coeficiente reductor inferior que el de un mariscador a flote”, comentó. A su juicio, conseguir este objetivo “supone conseguir algo que se merecía”.

Posibilidades de pesca

En lo que se refiere al resto del texto, el ministro avanzó parte de su contenido final, similar al que figuraba en el anteproyecto –avanzado por FARO en exclusiva– aunque no disponible todavía. Tampoco, de momento, para la industria. “Es el proyecto más importante de esta legislatura”, señaló Luis Planas, que recordó que el anterior texto “había quedado desfasado” por los avances realizados en materia pesquera en el seno de la Unión Europea.

Así, la nueva ley realiza una significativa “modificación de régimen jurídico” de la actividad y busca “dar flexibilidad y seguridad”. El Ministerio quiere posibilitar que los armadores “puedan llegar a un acuerdo para la utilización de las posibilidades de pesca en función de la situación existente” y, de igual forma, para que el propio Gobierno “pueda decidir que si la cuota es infrautilizada sea utilizada por otros buques del mismo caladero y modalidad”.

Sobre esto, el ministro explicó que “es una novedad importante”, y que con ello quieren eliminar a los llamados armadores de sofá, aquellas personas “que teniendo derechos de pesca los usen como una transacción mercantil sin relación con la actividad pesquera”.

El texto también refuerza la investigación, “necesario para toda la actividad pesquera”, y crea una “nueva regulación de los recursos genéticos”, las nuevas “fuentes de proteína de alta calidad” para que la “es muy importante que tengan una regulación correcta”.

De igual forma, la nueva ley regula la pesca recreativa. “Necesitamos más datos de seguimiento y lo vamos a hacer a través de esta ley”, insistió.

Compartir el artículo

stats