El Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana el proyecto de Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, tal y como adelantó FARO. Durante la rueda de prensa posterior, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha adelantado algunos de los puntos más importantes que se incluirán en el texto, guardándose para el final uno de los de mayor calado: la modificación del régimen de protección social para poder favorecer una jubilación anticipada de dos colectivos: el de mariscadoras, percebeiros y recogedores algas, y el de rederas, empacadoras, buceadores y neskatillas.

Planas ha explicado que esta novedad se incluye como una aportación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, cuyo responsable, José Luis Escrivá, ha celebrado la noticia a través de su cuenta personal en Twitter. "Más de 5.300 personas verán facilitado su acceso a la jubilación", ha apuntado.

Según ha concretado Planas, se trata de ofrecer un "tratamiento más favorable desde el punto de vista de su jubilación" para estos colectivos, cuyas reivindicaciones ya son históricas. Con ello, y a falta de confirmación oficial, el coeficiente reductor pasará a ser de 0,15 para todo el sector.

En lo que respecta al resto, el ministro de Pesca ha centrado su intervención es desgranar algunos de los puntos más importantes de esta nueva ley de pesca, que revisa la actual normativa pesquera del año 2001.

"Es el proyecto más importante de esta legislatura", ha concretado Luis Planas, que ha recordado que el anterior texto "había quedado desfasado" por los avances realizados en materia pesquera en el seno de la Unión Europea "y desde el punto de vista de sostenibilidad e investigación".

Así, la nueva ley realiza una significativa "modificación de régimen jurídico" de la actividad, para la que "un barco necesita una licencia, estar inscrito en un registro de buques pesqueros y también modalidad y caladero donde efectúa su actividad".

"Buscamos dar flexibilidad y seguridad, para que los armadores puedan llegar a un acuerdo para la utilización de las posibilidades de pesca en función de la situación existente, y al mismo tiempo, para que en septiembre u octubre el Ministerio pueda decidir que si la cuota es infrautilizada sea utilizada por otros buques del mismo caladero y modalidad", ha señalado Planas.

Sobre esto, el ministro ha indicado que "es una novedad importante", ya que con ello quieren eliminar a los llamados armadores de sofá, aquellas personas "que teniendo derechos de pesca los usen como una transacción mercantil sin relación con la actividad pesquera".

También refuerza la investigación, "necesario para toda la actividad pesquera", y crea una "nueva regulación de los recursos genéticos", las nuevas "fuentes de proteína de alta calidad" para que la "es muy importante que tengan una regulación correcta".

De igual forma, la nueva ley regula la pesca recreativa. "Necesitamos más datos de seguimiento y lo vamos a hacer a través de esta ley", ha insistido el valenciano.