Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Eurocámara respalda al arrastre: un veto a la actividad requerirá base científica

Aprueban una enmienda que evita que este tipo de pesca se prohíba sin motivo en áreas marinas protegidas | La resolución sí pide impedir la minería o la extracción de crudo y gas

El Parlamento Europeo, durante una de las sesiones de ayer. | JULIEN WARNAND

El sector del arrastre europeo contuvo ayer el aliento ante el que podría ser un duro golpe, uno más, para su supervivencia. El Parlamento Europeo (PE) votó ayer una resolución no legislativa sobre el Blue Growth (Crecimiento Azul) en la que figuraba un apartado en el que se apostaba por el veto de la actividad en las áreas marinas protegidas, unos espacios que Bruselas quiere extender al 30% de sus mares. Sin embargo, la Eurocámara respaldó una enmienda para evitar la prohibición de la actividad sin motivo. El texto pide finalmente que la Unión prohíba “el uso de técnicas perjudiciales en sus zonas marinas estrictamente protegidas siguiendo el mejor asesoramiento científico disponible”, por lo que todo veto al arrastre deberá venir precedido de un análisis de expertos. “Ha sido importante evitar que salgan las posiciones populistas de algunas ONGs”, destacó el presidente de la Alianza Europea de Pesca de Fondo (EBFA, por sus siglas en inglés), el vigués Iván López.

Los europarlamentarios decidieron aprobar (con 494 votos a favor, 66 en contra y 66 abstenciones) la resolución de la que era ponente la socialista portuguesa Isabel Carvalhais en la que recomienda a la Unión Europea que prohíba las actividades industriales extractivas en las áreas marinas protegidas, como son la minería o la extracción de combustibles fósiles.

Sin embargo, mientras que sí se solicitó orientar la pesca y la acuicultura hacia un uso responsable y sostenible de los recursos, entre las actividades a vetar no se incluyó finalmente el arrastre de fondo, con tanta presencia e importancia en puertos como el de Vigo.

El portavoz del Partido Popular Europeo en la comisión de Pesca del PE, Gabriel Mato, y el eurodiputado popular gallego, Francisco Millán Mon, mostraron su satisfacción por el apoyo dado por la mayoría de la Eurocámara a una enmienda que ellos co-esponsorizaban. “No se puede demonizar el arrastre de fondo que, además, es una de las artes pesqueras más comunes y reguladas en la Unión Europea”, apuntó Mato.

Iván López, por su parte, fijó ahora los objetivos de la EBFA en el Plan de Acción anunciado por la Comisión Europea en el marco de la Estrategia de Biodiversidad, en el que todo apunta que se limitará la actividad de esta flota. “Estamos más pendientes de esto”, comentó, “ahí es donde hay que seguir trabajando porque hace falta algo medido y comedido”.

Tanto la EBFA como la patronal Europêche anticipan un “un impacto duro y arbitrario” en este Action Plan, que se esperaba ya para abril.

Apoyo para la oficina de la FAO en Vigo

El texto aprobado por el Pleno de la Eurocámara recogía también en uno de sus apartados una petición expresa para que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, tenga una oficina permanente en Vigo.

El eurodiputado gallego, Francisco Millán Mon (PP), subrayó en una nota que la resolución destacó de forma singular al Puerto de Vigo por haber sido pionero en la UE en haber implementado la estrategia europea Blue Growth (Crecimiento Azul). Al mismo tiempo, apuntó que el texto incluye asimismo la petición de que la FAO instale una oficina para el desarrollo y gestión de una Red Global de Puertos Azules.

El objetivo de esta oficina sería el de extender unas buenas prácticas tanto a nivel económico como social y medio ambiental en una red de entre 15 y 20 puertos de todo el mundo, teniendo como ejemplo el trabajo realizado en Vigo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que dirige Luis Planas, presentó el año pasado de forma oficial la solicitud para que la ciudad sea la sede de esta futura red de puertos global en la que trabaja el organismo, que como recogió FARO ya valora la petición al más alto nivel. Concello de Vigo, Zona Franca, Puerto y Consellería do Mar o la Universidad de Vigo ya manifestaron su intención de respaldar cualquier movimiento en este sentido.

Compartir el artículo

stats