El Gobierno insiste en que no bajar al 'Villa de Pitanxo' es "una decisión técnica"

Los familiares responden: "Hay que bajar para saber la verdad"

José Miñones, en una imagen de archivo

José Miñones, en una imagen de archivo / Noé Parga

R. V.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha insistido este lunes en que la decisión de no descender hasta el lugar del hundimiento del "Villa de Pitanxo" el pasado 15 de febrero en aguas de Terranova (Canadá), como reclaman las familias de las víctimas, "es una decisión técnica".

A preguntas de los periodistas en Pontevedra, Miñones ha defendido que esta determinación "no se ha tomado políticamente" y ha asegurado que a los familiares se les relataron los motivos "de forma muy detallada, muy específica y muy directa".

"No tenemos nada que aportar al respecto por el momento", ha añadido el delegado gubernamental, que ha afirmado que la investigación sobre las causas del siniestro, que dirige la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos, "sigue su curso".

José Miñones ha reiterado que "no hay ningún indicio" que les haga entender que "tenemos que actuar o que hacer una bajada al barco".

Ha apuntado que el compromiso de "buscar todas las alternativas posibles" para recuperar los cuerpos de los doce marineros que aún no han aparecido "lo tenemos cumplido", como así se lo habían solicitado las familias "desde el principio". "Una vez que los técnicos les han mostrado la imposibilidad de hacer eso, estamos a la espera de que se resuelva lo que creo que también es una parte muy importante, que es conocer lo que pasó", ha subrayado Miñones, con el resultado de dicha investigación.

"Estas palabras del delegado del Gobierno son incomprensibles"

María José de Pazo, portavoz de las familias de las víctimas del "Pitanxo", aseguró no entender las declaraciones de José Miñones de esta mañana: "Son incomprensibles". "Las familias de los 21 fallecidos le dijimos de forma verbal y por escrito que había que bajar para investigar y nunca con la condición de encontrar los cuerpos de los desaparecidos", recalca la portavoz.

Las víctimas reiteran su deseo de "saber la verdad" e insisten en que el motivo por el que hay que bajar al barco hundido en Terranova es para "grabar, obtener datos y buscar pruebas para una investigación en la que el magistrado ve indicios de 21 homicidios imprudentes". María José de Pazo exige al delegado del Gobierno en Galicia que "no ponga excusas" y le ruega que trate este asunto con respeto y lea los escritos que le han presentado.