Entre otras muchas cosas en común, Galicia y Portugal son exportadoras de moluscos y cuentan con centros punteros para el control de la calidad. Hasta el centro que el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera tiene en Lisboa se dirigieron ayer la conselleira do Mar, Rosa Quintana, y la directora del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), Covadonga Salgado, para reunirse con sus representantes e “intensificar y reforzar la colaboración” e “intercambiar experiencias” entre los dos territorios “con el objetivo de garantizar las condiciones higiénico-sanitarias de estos recursos y salvaguardar la salud pública”. Quintana recordó que el Intecmar lleva más de 25 años siendo una referente internacional con equipaciones y personal cualificado para los análisis en moluscos bivalvos.