Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota tiene cuotas hasta julio, pero avisa: “Es necesario un pacto con Londres”

Barcos pesqueros de Gran Sol amarrados ayer en O Berbés. |  RICARDO GROBAS

Barcos pesqueros de Gran Sol amarrados ayer en O Berbés. | RICARDO GROBAS

La flota gallega que faena en aguas de Gran Sol salva otro punto de partido. Como ya sucedió a finales del pasado año, la falta de un acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido obliga a los armadores a vivir en la “temporalidad” e “incertidumbre”. Los ministros de Pesca comunitarios acordaron, como estaba previsto, una autoasignación de las totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas de las especies que comparte con Londres hasta el 31 de julio. ¿El motivo? El lento avance en las conversaciones con los negociadores británicos para acordar las posibilidades de pesca de todo el año. De esta forma, flota como la que faena en Gran Sol podrá capturar el 58,3% de los cupos máximos que recomendaron los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, en inglés) para este año. Esto supone que si los expertos aconsejaban que en todo el curso se capturase un 13% menos de merluza, la flota pescará hasta agosto la parte proporcional para esos meses de la reducción. Como explican desde la patronal Cepesca, el acuerdo de ayer “era necesario para poder garantizar la continuidad de la actividad pesquera de la flota afectada”, pero “lo imprescindible es que la UE y Reino Unido cierren lo antes posible el acuerdo sobre los TAC definitivos”.

Las negociaciones comenzaron el lunes y, al contrario de lo que sucede habitualmente cada año con el consejo de diciembre, los 27 cerraron el pacto y lo anunciaron ayer por la mañana. La diferencia es que, en este caso, al cierre de esta edición el sector seguía sin conocer los datos definitivos de lo que podrá pescar hasta ese 31 de julio. La previsión, en base a las propuestas del ICES, es que la flota tenga problemas con merluza y gallo (rapante), con reducciones de entre el 12,6% y el 14,5% en el primer caso y de más del 7% en el segundo.

"Era necesario para poder garantizar la continuidad de la actividad pesquera de la flota afectada"

Javier Garat - Secretario general de Cepesca

decoration

El ministro de Pesca español, Luis Planas, no ocultó su satisfacción al finalizar la reunión. “Proporciona una continuidad operativa” a los buques, sin comprometer las conversaciones en curso con Londres, apuntó Planas en una rueda de prensa ya por la tarde en la capital comunitaria.

Desde el Ministerio se explicó que el acuerdo recoge que en el caso de algunas especies cuya captura se concentra durante el primer semestre gozarán de algo más de cuota ahora, tal y como reclamó España. Según Planas, la demanda del país fue respaldada por otros como Francia, Alemania e Irlanda. Entre estas especies se encontrarían algunas de gran importancia para Vigo y el resto de Galicia como el rape o el gallo de Gran Sol u otras especies accesorias que podrían estrangular la actividad de los buques.

Lo logrado es, para Planas, “una gran ventaja” que permite a la UE darse “más tiempo” para acordar algo con Londres. Algo que, como comentó citando informaciones del a Comisión Europea, "podrá concluirse a principios de abril”.

Desde el sector pesquero, pese a celebrar el tener cupos hasta julio, entienden que el mayor de los problemas ahora mismo es no saber qué pasará el resto del año, es decir, no poder programar la campaña anual al no saber cuáles serán sus cuotas. “Al no cerrarse un acuerdo para 2021 la flota está en la temporalidad o incertidumbre de no saber cómo planificar todo el año pesquero ni conocer los intercambios de cuotas con otros Estados miembro”, recuerda el gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Hugo González.

Para González, el sector “necesita seguridad, no solo jurídica, sino pesquera, cuantificando sus posibilidades de pesca, sus intercambios (también entre empresas) de cuotas”. En ello coinciden desde la Confederación Española de Pesca (Cepesca). “El fin es evitar la inestabilidad, la inseguridad y los problemas de gestión que surgen con la provisionalidad”, indica su secretario general, Javier Garat, que también resaltó como “positivo y necesario” el acuerdo “sobre la bolsa de cuotas para evitar situaciones de estrangulamiento”.

"La flota está en la temporalidad o incertidumbre de no saber cómo planificar todo el año"

Hugo González - Gerente adjunto de ARVI

decoration

El gerente de Puerto de Celeiro, que cuenta con una importante flota gransolera, cree que el pacto para los cupos hasta el 31 de julio está “muy controlado” y “no prejuzga cualquier posible acuerdo con Reino Unido”. “Esperamos tener cuotas definitivas a finales de abril”, comentó Jesús Lourido, que insistió en que la autoasignación de las cuotas es una decisión “acertada”.

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, lamentó por su parte que finalmente el acuerdo solo tuviese en cuenta los aspectos medioambientales. “La parte positiva es que permite seguir faenando; no se tuvieron en cuenta los criterios socioeconómicos”, explicó. Quintana recordó que seguirán “preparando documentos” junto al sector para que en el acuerdo definitivo con Londres “se hagan valer todas las posibilidades para incrementar la actividad de nuestra flota”. “Una decisión mal tomada en un momento puede abocar al a desaparición de una flota tan importante para Galicia”, recalcó.

Compartir el artículo

stats