Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres empresas viguesas se suman a la puja por la factoría de la pesquera Isidro 1952

Interior de las instalaciones de Isidro 1952 cuando estaban en activo. | ISIDRO 1952

A la desaparecida Isidro 1952 (antes conocida como Isidro de la Cal) no paran de salirle novias. Las instalaciones de la pesquera en A Coruña suma pujas que van hasta los cinco millones de euros y entre los pretendientes figuran empresas de Vigo: Grupo Profand, Iberconsa y Wofco. A las tres importantes firmas pesqueras se suman compañías del sector del congelado como son Congalsa (de A Pobra do Caramiñal), en plena fase de expansión, o Frigoríficos Botana (coruñesa). Las cinco se interesaron o pujaron por la unidad de frío y planta de elaborados que la histórica empresa tiene en el polígono de Cambre, desde donde salieron preparados y bandejas de sushi (llegaron a hacerse 30.000 al día) antes de la entrada en liquidación.

Isidro 1952 entró en concurso de acreedores en enero del pasado año, antes del estallido de la pandemia de COVID. Desde entonces fue imposible encontrar un inversor que pudiese reflotar la pesquera (con una deuda de 72,5 millones de euros) y ofreciese algo de luz a sus más de 200 trabajadores, que veían cómo la firma se deshacía ante sus ojos sin poder hacer nada.

El Juzgado Mercantil número 1 de A Coruña aprobó en septiembre el plan de liquidación remitido por el administrador concursal, Ramón Juega, y se acordó la venta por lotes. Por un lado, está la unidad productiva de Cambre, tasada en 5,4 millones de euros; por otro la zona de elaborados de sushi, desde la que se proveía a la cadena de supermercados Lidl, con un valor de 8,5 millones. Sin embargo, el juzgado admitirá ofertas a partir de 700.000 euros.

Profand e Iberconsa ya mostraron interés sobre la firma en el pasado

decoration

Entre las empresas que han presentado interés en Isidro 1952 están Profand, Iberconsa, Wofco y Frigoríficos Botana, tal y como adelantó Economía Digital y como pudo confirmar FARO. A ellas se suma también Congalsa, compañía del congelado que no para de crecer y que recientemente se estrenó en el nicho de los productos ecológicos.

El interés de Profand o Iberconsa ya viene de lejos. En el primer caso, la segunda mayor pesquera del país estudió ya el año pasado la posibilidad de comprar las plantas acuícolas de Isidro 1952 cuando estaba en concurso de acreedores. En ese mismo momento la primera compañía del sector, Nueva Pescanova, también se había interesado por los criaderos de besugo y rodaballo de Lorbé y Valdoviño.

Por parte de Iberconsa (Ibérica de Congelados), en 2015 quiso adquirir el segmento de productos elaborados de la entonces Isidro de la Cal con la intención de crecer en ese segmento. Muchas adquisiciones (de factorías y barcos) llevó a cabo desde aquella la empresa que dirige Alberto Freire, incluida la planta de Freiremar en Bouzas, remodelada y puesta en funcionamiento tras emplear 14 millones de euros. En su caso, el interés en principio no prosperó en una oferta en firme.

En lo que respecta a Wofco (Worldwide Fishing Company), la pesquera inició su andadura en 2016 y en solo cinco años ya supera los 100 millones de facturación. Con factoría en Vigo, la firma cuenta con dos buques (el atunero Aleska y el arrastrero Matilda) y de lograr la planta supondrá un salto cualitativo en su crecimiento.

Compartir el artículo

stats