Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viguesa Wofco abrirá una planta de producción de bacalao en Groenlandia

Tras la adquisición de dos buques en la isla danesa, la previsión es que la fábrica comience a funcionar el próximo año - Ya ha inaugurado filiales de venta en Estados Unidos

Que Wofco es una de las empresas más pujantes del sector no solo lo demuestra su increíble crecimiento tras apenas cuatro años desde su creación. En Conxemar, el stand de esta alianza de cinco empresarios -Alberto Barreiro, Borja Tenorio (los dos con base en Vigo), Alfredo Méndez (Vietnam y China), Kunming Yang (China) y Giansandro Perrotti (Ecuador)- era uno de los más visitados. Los socios no daban abasto atendiendo a clientes reales y potenciales, proveedores y personas que simplemente admiraban el trabajo de la compañía.

Recientemente, Wofco ha adquirido la participación de una empresa en Groenlandia, operación que le ha permitido disponer de dos buques (uno costero y otro de alta mar) en la isla perteneciente al Reino de Dinamarca. Este movimiento estratégico llevado a cabo recientemente tiene un objetivo claro: la apertura de una planta de producción de bacalao en la costa Sur de Groenlandia. El vigués Alberto Barreiro, uno de los socios y fundadores de la empresa, asegura que será una planta "de tamaño pequeño" que esperan poner en marcha ya el próximo año.

La empresa, pues, continúa creciendo a un ritmo endiablado. Ahora mismo están aumentando su personal, especialmente incorporando responsables comerciales para continuar introduciendo sus productos en nuevos mercados. Es más, en los últimos meses han abierto filiales de venta en Estados Unidos, y algunas de ellas están ya operativas. El chino es ya también uno de los mayores mercados de Wofco que, por la participación de uno de sus socios en Grupo Frigoríficos del Morrazo, cuenta con una fuerte capacidad extractiva en el caladero de Malvinas (Falkland Islands).

33

La segunda jornada de Conxemar, en imágenes

La empresa, por tanto, se encuentra inmersa en un importante proyecto de internacionalización. "Estamos con ganas, somos relativamente jóvenes y, antes de abrir nuevas vías de negocio, creemos que es el momento de replegar velas y atender a los proyectos que tenemos en marcha", afirma Barreiro.

El volumen de ventas de Wofco ha incrementado considerablemente. Si en 2018 los ingresos de la compañía fueron de 81,5 millones de euros, este año la previsión de facturación se sitúa ya en 94 millones. Lejos queda el 2016, cuando Wofco comenzó a funcionar y la facturación fue en apenas unos meses de 16 millones. "Los primeros sorprendidos por este crecimiento somos nosotros", explica Alberto Barreiro.

Concebida de inicio como una trader, el año pasado Wofco se asentó en Teis con una factoría de elaborados para la venta de productos de la marca Marina San Marco (hasta entonces la producción de Wofco estaba deslocalizada en factorías propias o vinculadas).

Compartir el artículo

stats