09 de octubre de 2018
09.10.2018
La mayor operación de la historia del sector

Iberconsa mantiene en máximos su precio de venta pese al "riesgo país" de Argentina

-Pide diez veces su Ebitda de 2017, lo que sitúa el valor de todo el grupo en 600 millones -El día 15 recibe las ofertas vinculantes -Descarta su traspaso a otro "holding" industrial

09.10.2018 | 02:41
La antigua factoría de Freiremar en Bouzas, ahora propiedad de Grupo Iberconsa. // Marta G. Brea

El 3 de septiembre el Gobierno argentino anunció la entrada en vigor de un arancel a las exportaciones de entre el 7,5 y el 10% para los productos pesqueros. Una medida tan drástica como inoportuna para el fondo de private equity Portobello, que ya había empezado a buscar comprador para Ibérica de Congelados (Iberconsa). El grupo que dirige Alberto Freire exportó en 2017 más de 41.600 toneladas de pescado desde el país sudamericano a través de sus filiales Iberconsa Argentina, Pesquera Santa Cruz y Atunera Argentina, y por importe de 179 millones de dólares (156 millones de euros, al cambio actual). Es, de las compañías de capital gallego asentadas en Argentina, la más expuesta a este impuesto. Pero, aunque en el sector han advertido de que el "riesgo país" afectará al valor de la transacción -no solo por la tasa, sino por la devaluación del peso y la crisis económica-, en Iberconsa mantienen que el precio por el 100% del capital no se mueve. Esto es, diez veces el Ebitda de 2017: 600 millones de euros, según han indicado fuentes de la dirección al portal Alimarket.

Una tasación respaldada por Nomura -su máximo responsable en España es Francisco Sánchez-Asiaín, familiar directo de uno de los socios de Portobello, Íñigo Sánchez-Asiaín- y que pusieron "en cuarentena" grupos industriales al considerarla muy elevada. Fuentes del sector estiman que la operación se materializará por en torno a siete veces Ebitda (unos 420 millones de euros), y dan por hecho que se ejecutará por el 100% del capital. Además de Portobello, que en 2015 pagó 30 millones por el 55% del accionariado, los herederos de los fundadores retienen el resto de los títulos de la compañía. "Si venden por 600 millones se van a precipitar otras operaciones", vaticinan empresarios pesqueros de Vigo, "un tren como ese es difícil de rechazar". Pero, sobre todo, este precio -de materializarse- marcará una senda para la desinversión de la banca acreedora de Nueva Pescanova SL. De momento la de Grupo Iberconsa, y en espera de lo que suceda con la multinacional de Chapela, será la mayor operación de la historia del sector de productos del mar en España.

De la veintena de interesados en la primera ronda de recepción de ofertas -se cerró el 28 de julio-, la compañía se ha quedado con cinco. Todos son fondos de inversión, lo que garantiza la continuidad del equipo de Alberto Freire y los planes del director general, Imanol Almudí, para el relanzamiento de la marca Nós. Legend Holdings, Pamplona Capital Management, Kohlberg Kravis Roberts (KKR), BC Partners, CapVest Partners y Advent International han sido los players más interesados hasta la fecha en la compra de Iberconsa. Solo el primero, máximo accionista de la tecnológica china Lenovo, participa a día de hoy en una compañía pesquera: pagó 180 millones de dólares en 2016 por la toma de control de la australiana Kailis Bros (socios de Pescanova hasta 2013 a través de la sociedad Austral Fisheries). Los cinco fondos preseleccionados tienen hasta el día 15 para presentar una oferta vinculante por la segunda mayor firma pesquera española, que prevé facturar este año 360 millones de euros y alcanzar un Ebitda de 70.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook