02 de agosto de 2017
02.08.2017

El Gobierno expedienta a los buques "Thunder" y "Tchaw" por pesca ilegal

Están vinculados a armadores gallegos

02.08.2017 | 12:04
El pesquero "Thunder"

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha iniciado un expediente sancionador contra los propietarios y gestores de los buques "Thunder" y "Tchaw" -9 personas físicas y 3 jurídicas de nacionalidad española-, por presunta pesca ilegal. El expediente es una consecuencia de la denominada Operación Sparrow 2, de la Secretaría General de Pesca del Ministerio, en cuyo marco se inspeccionaron las sedes de empresas en A Coruña, Pontevedra y Ourense en julio de 2015 y se iniciaron otros procesos vinculados a otros buques.

El objetivo del expediente de hoy es "depurar las responsabilidades" en relación con la participación de las personas investigadas en la propiedad, gestión y explotación del Thunder y "Tchaw", que han sido identificados por organismos internacionales como implicados en "pesca ilegal, no declarada y no reglamentada". De acuerdo con la legislación española, la participación en la pesca ilegal puede ser penalizada con multas que oscilan entre los 60.001 euros y los 600.000 euros, así como con inhabilitación para el ejercicio de actividades extractivas y la prohibición de obtener ayudas.

El Thunder también fue identificado por esas prácticas por la Organización Pesquera para el Atlántico Sureste (SEAFO, en sus siglas en inglés), y el Tchaw por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos. Para dificultar el seguimiento de su actividad, estos buques han operado con otros diversos nombres, lo que resultó "esencial" para la identificación con los números de la Organización Marítima Internacional, según el comunicado del Ministerio.

Agricultura ha recordado que tras las inspecciones de la Operación Sparrow II se obtuvo numerosa documentación sobre estos dos buques y otros dos más (el Viking y Seabull 22); los cuatro están incluidos en la lista de la Unión Europea (UE) sobre embarcaciones que practican la pesca ilícita (desde 2010).
En relación al Viking y al Seabull 22, se inició un expediente cuya resolución demostró la existencia de un entramado empresarial y dio como resultado sanciones a 6 personas físicas y 6 personas jurídicas con multas de 5.270.002 euros, a las que se unieron las penalizaciones de inhabilitación.

El Ministerio ha subrayado que el expediente anunciado hoy continúa la senda marcada por la Operación Sparrow I, que desembocó a su vez en un expediente sancionador (17,8 millones), además de inhabilitaciones para el ejercicio de actividades pesqueras entre 5 y 23 años, también por la vinculación con pesca ilegal

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook