Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una exposición que se huele

Por primera vez se exponen en el Museo del Prado los cuadros de la serie “Los cinco sentidos” con una instalación que permite oler las plantas representadas en las obras

“El olfato” de Rubens y Brueghel el Viejo.

El Museo del Prado ha puesto en marcha una original iniciativa a través de una exposición de cuadros de Rubens y Brueghel el Viejo que reproducen jardines en los que se representan plantas y flores diversas. La novedad es que en esta exposición las plantas se pueden oler.

Con el título de “La esencia de un cuadro” destaca en esta exposición “El olfato”, obra de ambos artistas, pintada entre 1617 y 1618, que forma parte de la serie “Los cinco sentidos”, todas ellas presentes aquí. Según estudios realizados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas sólo este cuadro contiene 80 especies botánicas diferentes. La exposición está comisariada por Alejandro Vergara, jefe de conservación de Pintura flamenca de la pinacoteca y por Gregorio Sola, perfumista, quien ha creado en la Academia del Perfume las diez fragancias relacionadas con plantas y flores que forman parte de las pinturas: lirio, rosa, jazmín, narciso, nardo higuera, naranjo y una alegoría que combina el perfume de varias flores. La obra evoca un jardín de plantas y árboles que Isabel Clara Eugenia y su esposo Alberto de Austria tenían en Bruselas a principios del XVII en el que se representa una extensa gama de especies de plantas y flores y también algunos animales relacionados con el olfato, como un perro sabueso, así como diferentes objetos relacionados con el mundo del perfume: guantes perfumados, recipientes con sustancias olorosas, un ambientador y alambiques para destilar las esencias. Los cinco cuadros de la serie formaban parte de la colección que Felipe IV tenía en Madrid. Uno de los olores más extraños, incluso puede resultar desagradable, es el de la civeta, un animal que supuraba una sustancia resinosa que se empleaba como fijador.

A través de cuatro monitores los asistentes a la exposición pueden oler las diez fragancias creadas a partir de “El olfato”. En las pantallas aparece la historia de cada planta elegida y, acercando la nariz al difusor se huele la fragancia de la planta o la flor seleccionada. Desde el mismo monitor se puede acceder a los olores de otras plantas también presentes en el cuadro.

El proceso para elaborar los olores de las plantas se hizo consultando recetas de manuales de historia españoles y europeos y para obtener un kilo de algunas de estas esencias se necesitaron hasta trescientas mil flores.

Una vez conseguida la sensación de estar en los jardines que se representan en los cuadros, se echa de menos el sonido de los pájaros o unas ráfagas de viento para tener la sensación total de estar allí. En el futuro muchas exposiciones serán así.

TÍTULO. “Los cinco sentidos”

LUGAR. Museo del Prado. Madrid

FECHAS. Hasta el 3 de Julio

Compartir el artículo

stats