Los pisos con garaje en alquiler en Vigo son un bien de lujo: superan los 1.000 euros al mes de media

Propietarios aprovechan para subir el precio por la gran demanda de estacionamiento

Dos personas pasan por un garaje de Vigo donde alquilan plazas.  // Pablo Hernández

Dos personas pasan por un garaje de Vigo donde alquilan plazas. // Pablo Hernández / Carlos Ponce

Si acceder actualmente al mercado de la vivienda en Vigo es una misión más que complicada, aquellos que necesiten un piso de alquiler que incluya plaza de garaje van a tener que rascarse el bolsillo mucho más de lo habitual. Y es que un apartamento con espacio para el coche se ha convertido prácticamente en una vivienda de lujo. Prueba de ello es que el precio medio que tienen los 312 pisos con estacionamiento disponibles para alquilar actualmente en la ciudad olívica supera los mil euros, una cifra inasumible para buena parte de la ciudadanía. Porque precisamente buena parte de esos hogares son apenas para una o dos personas.

Lo que sucede es que los propietarios aprovechan el hecho de que cuentan con plaza garaje para inflar en muchos casos de forma desmedida el precio. Por ejemplo, un piso de apenas sesenta metros cuadrados en el entorno de El Corte Inglés con dos dormitorios y con espacio para el vehículo cuesta novecientos euros; otro sin amueblar en la zona de As Travesas, al que visiblemente se le puede apreciar el paso de los años, se ofrece por ochocientos; y los que se ubican más en el centro superan en muchos casos ampliamente los 1.200 euros.

A esta situación se ha llegado por diferentes motivos. A la subida imparable de los alquileres hay que sumar el hecho del aumento de la demanda de plazas de aparcamiento, especialmente en el centro, donde por ejemplo en los próximos dos meses, con las luces de Navidad, es complicado conseguir estacionar incluso en los parking de pago subterráneos. Los propietarios lo saben y aprovechan para intentar sacar un mayor beneficio de los pisos con alquiler que incluyen estacionamiento.

Y además, la elevadísima demanda actual está respondida por una oferta de garajes más bien escasa. Las plazas para alquilar de forma independiente están en mínimos históricos. Actualmente apenas hay unas 144 plazas y a precios medios que superan los 90 euros mensuales. Uno de los barrios con mayor escasez es el Casco Vello, una zona con edificios construidos hace muchos años en su mayoría sin sótanos para dejar los vehículos –su uso no era tan frecuente antaño–, una herencia incómoda para los actuales habitantes, con más de un coche por vivienda en algunos casos.

Resulta curioso que este problema de escasez de garajes se produce pese a que bastantes personas se mueven en moto por la ciudad –muchas duermen en la calle y no pagan la zona azul; las motocicletas y ciclomotores suman más de 43.250 unidades en la ciudad, casi una por cada tres turismos, según los datos de la DGT–. El precio de venta de las plazas de garaje tampoco es barato, y la oferta es escasa. Apenas hay unas 300 en el mercado por unos 36.000 euros de media.

Donde más dolor de cabeza provoca la búsqueda de un garaje es en el centro, la zona más cara y que más acusa el descenso de espacios, mientras que entre las áreas más económicas se encuentran barrios como Lavadores, As Travesas o Balaídos. No obstante, los pisos con plazas de aparcamiento incluidos han sufrido un importante incremento de precio del alquiler a nivel general en prácticamente toda la ciudad.