Sanidad y vivienda en Vigo, áreas que más quejas suscitan ante la Valedora

El informe anual del organismo recoge más de 600 reclamaciones presentadas por los vigueses

Suponen el 26% de toda la provincia

Puerta de entrada al centro de salud de Lavadores.  |  // MARTA G. BREA

Puerta de entrada al centro de salud de Lavadores. | // MARTA G. BREA / C. Sertal

Carolina Sertal

Carolina Sertal

El déficit de personal facultativo en centros de salud del área sanitaria, la lista de espera para consultas de la especialidad de Psiquiatría, los elevados precios de los alquileres, deficiencias en viviendas de protección oficial de obra nueva, problemáticas de convivencia entre vecinos en algunos puntos de la ciudad, quejas vinculadas a los ámbitos de medio ambiente, urbanismo y empleo público, o cuestiones relativas a las áreas de menores y educación. El informe anual de 2022 que la Valedora do Pobo, María Dolores Fernández Galiño, presentó recientemente en el Parlamento de Galicia refleja que el 26% de los expedientes abordados por el organismo en la provincia tienen su origen en Vigo, contabilizándose un total de 623 reclamaciones presentadas por residentes en la ciudad olívica.

Pocos ámbitos se escapan a la competencia de esta figura institucional y, en Vigo, las áreas de sanidad y vivienda se sitúan entre las que más quejas suscitan ante el organismo. En cuanto al primer epígrafe, solo el año pasado, el centro de salud de Ponteareas acaparó 26 expedientes referidos a la actividad asistencial, especialmente en el turno de tarde. Los pacientes denunciaron ante la Valedora do Pobo el déficit de profesionales facultativos en reiteradas ocasiones, así como, referido a la unidad de salud mental de Lavadores, la importante demora en la programación de una consulta de la especialidad. Otras reclamaciones recogidas por el organismo en materia sanitaria fueron el retraso de un año para una radiografía, en una resonancia magnética a un bebé de un año y en otras pruebas diagnósticas. El informe indica que Sanidade aceptó las recomendaciones del organismo.

Otro de los apartados que más descontento provoca a los vigueses es el de la vivienda. El documento refleja que los precios de los alquileres se elevaron un 5,4% en 2022 y entre los expedientes destacan la investigación de las condiciones de los domicilios de la calle Privada Moderna de O Calvario y las deficiencias en viviendas de protección oficial de obra nueva.