El Ifevi, espacio de pinchazos y ciencia

Fueron citadas este jueves 6.727 personas, a las que se ofreció entrar en un ensayo clínico

Los centros de salud inician el lunes la repesca de mayores de 80 años ante la discreta participación

Una enfermera pinchando a un usuario este jueves en el Ifevi.

Una enfermera pinchando a un usuario este jueves en el Ifevi. / Alba Villar

Con una discreta respuesta a la llamada para que la población mayor de 80 años acuda a vacunarse frente al COVID y la gripe en los centros de salud, los ojos están puestos ahora también en la participación que se consiga en el el recinto ferial de Vigo, que este jueves reabrió sus puertas como vacunódromo. En el primer día estaban convocados 2.587 septuagenarios en horario de mañana –el 12,5% del total– y 4.140 sanitarios –el 20,5%–.

En unas fechas en las que se espera que se mantengan los aguaceros, el Área Sanitaria de Vigo ha dispuesto los 18 mostradores de vacunación –con 28 profesionales por turno– de forma que la cola –hoy, muy ágil– se pueda hacer a resguardo. Incluso en las próximas semanas, cuando se espera que una feria reduzca el espacio disponible a un solo pabellón.

Lo que se ha eliminado es la posibilidad de pincharse sin bajar del vehículo. Ideado para personas con dificultades de movilidad, la población abusó de esta opción, sobre todo, los días de lluvia. Así es que, antes este mal uso y la reducción del dispositivo a un pabellón en las próximas semanas, se optó por no repetir. Eso sí, los usuarios con discapacidad física podrán acceder en coche hasta un acceso directo a los puntos de vacunación, donde les esperan sillas de ruedas.

Los SMS con la cita se están remitiendo desde Santiago de forma progresiva. Este jueves les tocó a los recién ingresados en la década de los 70. Aunque advierte de que tendrán prioridad las personas que acudan a la hora que les convocaron, la organización mostró gran flexibilidad para inmunizar también a aquellas personas que aún no estaban convocadas, en supuestos lógicos. Por ejemplo, un marinero sexagenario que vaya a estar embarcado cuando le llamen; o que esté convocado uno de los dos miembros del matrimonio, para evitar un segundo desplazamiento.

Ese fue el caso de María Rita González (70 años) y José Benito Martínez (74), de A Guarda. “Yo dije que solo venía si también pinchaban a mi marido”, cuenta. Y no tuvieron ningún problema. Entre otras cosas, recuerda: “Es que la gasolina está cara”. Ellos tuvieron COVID al principio de la pandemia. Fueron los primeros de su pueblo. Se sintieron “unos apestados” cuando pudieron salir de su aislamiento. “Se cambiaban de acera”, rememoran. No fallan a una vacunación. “Me siento más segura”, admite ella.

“Dije que solo venía si también pinchaban a mi marido el mismo día”

María Rita y José Benito - A Guarda

decoration

Julia Martínez Sánchez, de 70 años, en cambio, vino sola en autobús desde As Travesas –“pierdo toda la mañana”– porque no se planteó que aceptarían vacunar a su marido a la vez.

En esta época en la que ya han empezado las infecciones respiratorias, la organización explica que con un catarro se puede acudir, pero desaconseja hacerlo con fiebre porque se podrían manejar peor los efectos secundarios de la vacuna. Tras padecer COVID, hay que esperar tres meses para inmunizarse frente al SARS-CoV-2. Nada para la gripe.

“Siempre me las puse todas. Le pregunté a la médica y lo aconseja”

Julia Martínez - Vigo

decoration

Los que hoy acudieron a pincharse de la gripe también pudieron participar en el ensayo clínico Galfu quiere comprobar si la versión de la vacuna de alta carga –la que se usa en mayores de 80 años– es también más eficaz en las personas de entre 65 y 79 años. José Benito se apuntó. Y su amigo Félix Varela García (70 años), también. “Haberá que facer algunha proba para ver se vai ben”, destaca, tras dedicar “entre 5 e 10 minutos” en rellenar la documentación.

“Participo no ensaio porque haberá que probar se vai ben”

Félix Varela - Chapela

decoration

Atención Primaria

En los centros de salud iniciarán la próxima semana la repesca de mayores de 80 años. Los servicios centrales les volverán a convocar a todos los que no acudieron mediante SMS. Así se lo trasladaron este jueves a responsables de la vacunación en centros de salud. Y es que los porcentajes de vacunación no están siendo muy elevados. En términos generales, superan el 50%, pero no por mucho. Según los datos de cobertura de la gripe del Sergas de la primera semana, tras Pontevedra, Vigo va a la cola en inmunización de mayores de 60 (13,79%); y tras Ourense, en menores de 5 años (4,41%).