Mes y medio después de su última arribada para sortear uno de los temporales que han dificultado la navegación en el litoral gallego el pasado mes, el mercante de cargas especiales "Vestvind" regresó este martes a Vigo buscando fondeo en la llamada Zona B de la ría, para eludir de nuevo el mal estado de la mar que afecta estos días a las zonas marítimas de Finisterre y Cantábrico.

En esta ocasión, el "Vestvind" transporta desde Valencia hacia el puerto gijonés de El Musel una grúa pórtico Post-Panamax para el manejo de contenedores, destinada a mejorar la operativa del puerto asturiano. La grúa, que es similar a una de las que operan en la terminal de Guixar, ofrece 40 toneladas de carga nominal, mide 33 metros de altura y ha sido adquirida por la concesión APM Terminals Gijón a APM Terminals Valencia, según informa el Diario del Puerto de Gijón en su edición digital, donde también se asegura que la inversión asciende a 2,5 millones de euros.