Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las rampas del centro de salud de Teis salvarán una pendiente superior al 17%

El alcalde coloca la primera piedra de las obras, que contemplan la reforma de Iglesias Rebollar

Caballero entierra la primera piedra con los ediles Javier Pardo, Nuria Rodríguez y María Caride. | // M.G.B.

Día 1 de la mejora de la accesibilidad en el entorno del centro de salud de Teis. El alcalde, Abel Caballero, participó en la colocación de la primera piedra simbólica de la reforma de la calle Ángela Iglesias Rebollar, que presumirá de rampas mecánicas capaces de salvar una pendiente de hasta el 17,6%, un servicio que será agradecido, sobre todo, para los usuarios del ambulatorio con problemas de movilidad o que llevan carritos de bebé. La actuación contempla, a su vez, la humanización de la calle y la colocación de una estatua en honor a la mujer que le da nombre, asesinada en 1937 junto a su marido a manos de falangistas por ayudar a perseguidos por el régimen franquista. El presupuesto asciende a más de 1,3 millones de euros.

Caballero concretó que las rampas tendrán una longitud de 48,5 metros y se cubrirán con pórticos metálicos y cerramientos en vidrio, al igual que en la Gran Vía, además de contar con zonas ajardinadas de aproximadamente metro y medio a ambos lados. El proyecto también prevé la renovación de la red de saneamiento y fecales, canalización del alumbrado y nuevos puntos led. El Ayuntamiento reordenará el tráfico en la zona con la instalación de un semáforo en el cruce de la calle Ángela Iglesias Rebollar con la avenida de Galicia, vial de competencia autonómica que será reformado.

Caballero aprovechó la colocación de la primera piedra de las rampas del centro de salud de Teis para recordar las acciones que Vigo está haciendo en materia de movilidad sostenible con la instalaciones de cuestas, escaleras y ascensores, como las de Gran Vía, el HALO, Escultor Gregorio Fernández, las rampas y el ascensor entre Travesía de Vigo y Aragón, las escaleras mecánicas de Talude, la rampa de Serafín Avendaño, el acceso mecánico de Carral a Porta do Sol, la conexión de Romil con Hispanidad, la unión del colegio Losada con Ramón Nieto, el corredor mecánico de Juan Ramón Jiménez con la actuación entre Camelias e Hispanidad y el enlace de Marqués de Valterra con Torrecedeira. “Vamos a hacer un corredor mecánico entre el auditorio Mar de Vigo hasta Hispanidad para llegar desde la parte baja a lo alto de la ciudad en dos minutos y medio”, afirmó el alcalde.

La experiencia del Vigo Vertical empezó hace casi siete años: en otoño de 2015. La primera pieza de este puzle fue el ascensor que enlaza Pi i Margall con Camelias. Desde ese momento, su protagonismo no ha parado de crecer: Porta do Sol, el parque Camilo José Cela, Marqués de Valterra, Praza de Portugal, San Salvador, Pizarro o Gran Vía, donde el primer tramo de rampas, que se estrenó a finales de 2020, ha logrado revolucionar el uso del bulevar, convertido en un paseo con vegetación, bancos y mesas, y hasta una pantalla LED.

Compartir el artículo

stats