El ritmo de obras y reformas en los accesos de la ciudad no se detiene. A escasos días de la apertura del túnel de Lepanto que unirá el centro de Vigo con la Autopista del Atlántico, el Concello ya ha avanzado cuál será la próxima fecha en la que se sucederán los cortes y desvíos en otra de las principales arterias de comunicación.

El alcalde de la ciudad, Abel Caballero, ratificó en rueda de prensa que el gobierno local mantiene la idea de reformar la Avenida de Madrid por completo a corto plazo. Esta intervención ha tenido que demorarse debido a la instalación de las rampas mecánicas de la Gran Vía, ya que "sería imposible" tenerlas al mismo tiempo por el caos circulatorio que conllevarían.

Sin embargo, una vez que se ha confirmado que el segundo tramo de estas estructuras entre Urzáiz y Plaza de España estará plenamente operativo a comienzos del próximo año, el regidor ha avanzado que se iniciará toda la tramitación de forma inminente. "Calculo que empezará a mediados del 2023" señalaba a preguntas de los periodistas.

La intervención podría prolongarse durante unos dos años en total debido a su complejidad. Al mismo tiempo, Caballero confirmó que "este año renovaremos el convenio" en un acto público, lo que permitirá prorrogar el acuerdo actual con el Ministerio de Transportes más allá del 31 de diciembre.