Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UVigo identifica las causas de deterioro del arte urbano por primera vez en España

El análisis de 25 murales de varias localidades gallegas dentro de un proyecto europeo ha dado lugar a un glosario específico y formación “on line” para profesionales de la conservación

6

Teresa Rivas y Santiago Pozo, tomando muestras. CAPuS

Fachadas, muros y demás construcciones de nuestras ciudades se han convertido desde hace años en lienzos de hormigón y ladrillo para el arte contemporáneo. Pero la conservación de estos museos al aire libre para las siguientes generaciones está en peligro. Conocer las amenazas que se ciernen sobre ellos es vital para garantizar su supervivencia, pero apenas existen trabajos científicos al respecto. Con el objetivo de comenzar a suplir estas carencias, investigadores de la UVigo han identificado por primera vez en Españalos factores de deterioro del arte urbano dentro de un novedoso proyecto europeo que también ha dado lugar a un glosario específico, un repositorio de obras y formación on line para profesionales.

La iniciativa CAPuS, liderada por la Universidad de Turín, ha reunido a 16 socios de Italia, Alemania, Croacia, Polonia y España, tanto instituciones académicas como centros de I+D y empresas. Las conclusiones obtenidas también serán de utilidad para establecer protocolos de conservación específicos y han permitido a los expertos establecer una serie de medidas preventivas.

El equipo vigués, integrado por los investigadores Teresa Rivas, Santiago Pozo y Enrique Alonso, acaba de publicar en la revista The European Physical Journal Plus un artículo sobre las alteraciones que afectan a 25 murales creados entre los años 2007 y 2018 en Vigo, Cangas, Pontevedra, Ordes y Carballo. Además de documentarlos iconográfica y fotográficamente, los expertos tomaron muestras en diez de ellos para realizar análisis físicos, químicos, mineralógicos y micromorfológicos en sus laboratorios del campus.

Los factores de mayor peso en nuestra comunidad son el agua y la humedad

Los mecanismos de deterioro en un clima templado húmedo como el del noroeste español están relacionados con las condiciones ambientales y también con las propiedades inherentes de los materiales de pintura, así como con la interacción entre ésta y el sustrato.

Todas las obras de arte analizadas, incluidas las más recientes, presentaban algún nivel de deterioro y los tipos de daño identificados fueron la decoloración o desvanecimiento; la pérdida de la superficie pictórica; la colonización biológica; las grietas y fisuras; los depósitos superficiales –incluyendo las eflorescencias salinas–; y el vandalismo –abrasión y sobrepintura–.

Pátina negro biogénica y daños por abrasión y vandalismo en "Entaraña". CAPuS

En todo caso, los autores del trabajo, que pertenecen al grupo GESSMin (Gestión segura y sostenible de recursos minerales) del Cintecx, destacan que se pueden tomar medidas específicas “en distintos momentos de la creación del mural” para mejorar su perdurabilidad.

“Las entidades que comisionan estas obras de arte pueden contribuir acondicionando adecuadamente la superficie que va a albergarlas, por ejemplo, aplicando revestimientos previos adecuados. Evitando los hormigones y usando preferiblemente revestimientos de cal. También pueden instalar sistemas de canalización de agua y drenaje para reducir en lo posible las escorrentías de agua sobre la capa pictórica y, especialmente, implementar un plan de vigilancia del estado de conservación para poder abordar problemas a tiempo”, detalla Teresa Rivas.

“Y a la hora de crear existen en el mercado protectores de color que pueden aplicarse una vez finalizada la obra, aunque hemos comprobado que algunos cambian sensiblemente los tonos de las pinturas”, añade.

Pérdida difusa de material en "Entaraña" (a-b) y células aisladas de algas verdes (c). CAPuS

Entre las obras analizadas figuran varias de Liqen, Peri Helio y Pelucas en la ciudad de Vigo, así como el mural del espigón de A Guarda de Nuvi&Exfico y otras intervenciones de autores como Lidia Cao o MOU en Ordes o Carballo.

Los factores de deterioro de mayor peso en las obras gallegas estudiadas son el agua: de lluvia, de ascenso capilar, etcétera. Y, favorecida por la humedad del clima de nuestra comunidad, la colonización biológica. Si las superficies pintadas permanecen mucho tiempo húmedas, porque no existen sistemas de drenaje o canalización de agua, las algas, cianobacterias y hongos enseguida se asientan, modificando el color y contribuyendo al deterioro físico y químico de las pinturas”, explica Rivas.

Artistas y comisionados

Tanto los artistas como los fabricantes de pintura han estado involucrados en el proyecto desde el inicio. Una decisión vital para poder garantizar la supervivencia de los murales. “La conservación de obras de arte urbano debe involucrar a todos los entes y personas que participan en su creación: artistas, comisionados, propietarios de las superficies que albergan las obras, concellos... En nuestro caso, la colaboración con todos estos agentes ha sido esencial para abordar el trabajo de investigación. No habríamos podido realizarlo sin su colaboración”, agradece.

La iniciativa CAPuS, financiada dentro del programa Erasmus+, finalizaba a principios de este año tras cuatro de trabajo, pero se mantiene viva. “Los productos elaborados en el marco del proyecto, que son aportaciones novedosas, siguen activos y seguimos alimentándolos con resultados. Son la página web, el curso gratuito on line para profesionales de la conservación, el glosario sobre arte urbano y conservación y el repositorio de obras”, subraya Rivas.

Además los tres investigadores vigueses están pendientes de publicar en breve otros dos trabajos de mucho interés. “Creemos que podrían resultar útiles para el colectivo de artistas. En uno de ellos evaluamos la eficacia de protectores de color, su durabilidad y su impacto en los colores originales de la obra. Y en el otro analizamos la influencia de la composición de las pinturas comerciales en la susceptibilidad al deterioro bajo un clima húmedo. Nuestra intención es seguir investigando en esta línea, solicitando financiación en futuras convocatorias”, avanza la experta. 

Compartir el artículo

stats