La Autoridad Portuaria de Vigo lidera en la actualidad una iniciativa que permitirá disponer no solo de la primera estación pública de Galicia de hidrógeno verde, sino también emplear este combustible en la movilidad terrestre, marítima e industrial. Se trata del denominado proyecto "Julio Verne", que acaba de ser seleccionado como el séptimo mejor valorado a nivel nacional entre más de un centenar de propuestas en el marco de la primera convocatoria de Proyectos Pioneros y Singulares de Hidrógeno, y que recibirá 2,4 millones de euros de ayudas del Perte.

Pese a que la iniciativa enmarcada en la estrategia de economía azul sostenible del Puerto de Vigo ya cuenta con una amplia representación del tejido empresarial gallego, el presidente de la institución, Jesús Vázquez Almuiña, tiende la mano a nuevos socios. Así, Almuiña aseguró esta mañana que la propuesta “está abierta a todos para seguir creciendo”.

Está previsto que el proyecto de la estación pública de hidrógeno verde sea una realidad a principios de 2024 y cuenta con una inversión total de 6,5 millones de euros para constituirse como pionero y singular en la generación y dispensado local de hidrógeno verde, diferenciándose de otros proyectos, tanto en España como a nivel internacional, al contemplar la implantación de una estación de hidrógeno o hidrogenera de acceso público en la zona portuaria de Bouzas, es decir, una estación de servicio para el hidrógeno y con un uso para transporte pesado por carretera, transporte marítimo y consumos industriales. Es precisamente este uno de sus objetivos principales, demostrar la viabilidad técnico-económica para su aplicación en logística portuaria y de movilidad terrestre y marítima.

Por su parte, el representante de los promotores del proyecto y consejero delegado de la sociedad Julio Verne Hidrógeno Puerto de Vigo, SL, Julio Hidalgo, afirmó que se trata de un proyecto “ilusionante y muy importante para Galicia”, haciendo referencia a que posibilitará la generación de hidrógeno verde procedente de fuentes renovables en su totalidad.

El proyecto "Julio Verne" pretende ser, además, el germen de nuevas iniciativas en los astilleros de Vigo y en el resto de la provincia, marcando el punto de partida para el desarrollo de nuevas tecnologías basadas en el hidrógeno. Según destacaron sus promotores, se encuentra en una primera fase donde ya se ha logrado cerrar el 80% del consumo para uso industrial, así como para el desarrollo de la movilidad terrestre y de buques portuarios.