Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad de Vigo elabora un videojuego y material didáctico para crear conciencia ambiental en los estudiantes

El proyecto Misión Azul, liderado por el Centro de Investigación Mariña (CIM), involucra a expertos de distintas disciplinas en el desarrollo de contenidos para Primaria y Secundaria

Integrantes del proyecto, ayer, durante la presentación de los resultados en el campus. // DUVI

Expertos en investigación marina, tecnología y comunicación de la UVigo han elaborado un videojuego y seis unidades didácticas para que los profesores de Primaria y Secundaria puedan concienciar a sus alumnos sobre la conservación de los océanos. El Centro de Investigación Mariña (CIM) lidera el proyecto Misión Azul, cuyos resultados se presentaron ayer en el campus “tras un año de trabajo con un equipo multidisciplinar espléndido”.

Las unidades didácticas, que incluyen, además de una guía para el docente, contenidos y cuadernos con actividades de laboratorio, ya están disponibles en la web del proyecto para poder ser descargadas de forma gratuita. Y, a lo largo de la próxima semana, se colgará una versión beta del videojuego antes de ofrecer la definitiva en octubre.

En la iniciativa han colaborado expertos del CIM-UVigo, atlanTTic, la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación y la Unión de Cooperativas de Enseñanza (UECoE), que se ha encargado de elaborar los contenidos bajo la supervisión de los investigadores marinos.

La Doctora Mar es uno de los personajes del videojuego. // DUVI

Está financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) con 27.500 euros y su directora, Inmaculada Aguiar, intervino ayer a través de videoconferencia para subrayar “la importancia de iniciativas como Misión Azul para acercar la ciencia al público más joven, sobre todo, en la realidad actual, en la que cada vez hay una necesidad mayor de integrar el conocimiento científico en el día a día”.

El director del CIM-UVigo y líder del proyecto, Daniel Rey, destacó, por su parte, que la iniciativa les permite continuar con su misión: “Contribuir a la difusión y desarrollo del conocimiento marino, de despertar vocaciones científicas y de valorizar el papel de las mujeres investigadoras”.

En el mismo sentido se expresó la vicerrectora Mónica Valderrama, que puso en valor “la fusión de las TIC, las ciencias marinas, la comunicación y la didáctica” para que los estudiantes “puedan aprender de forma lúdica”.

Una imagen del videojuego.

Beatriz Legerén, profesora de Ciencias Sociales y de la Comunicación y experta en videojuegos, coordinó las seis unidades didácticas, que también “servirán de base al profesorado para ampliar y adaptar el contenido para los cursos de Bachillerato o incluso a tercero o cuarto de Primaria”.

Todo el material está elaborado en español para poder ser utilizado en centros educativos de todo el país, pero también será traducido al gallego y al inglés.

Respecto al videojuego “Misión Azul: Pleamar”, Legerén explicó que los estudiantes podrán vivir las historias a través de su protagonista, Blu, “un personaje inclusivo sin género determinado”, que pasa el verano en casa de sus abuelos, en una pequeña isla marinera que forma parte de un espacio natural protegido, y que estará acompañado de diferentes y curiosos personajes.

Superar misiones y combatir fake news

Antonio Pena, investigador del centro atlanTTic, también apuntó que el juego está enfocado al teléfono móvil, el dispositivo que más utilizan los alumnos, de forma que también podrán utilizarlo en familia. Se trata de una propuesta interactiva en la que tendrán que mantener un índice de sostenibilidad, superar misiones, enfrentarse a combates dialécticos, combatir fake news o recoger basura.

Cristina Quenlle, del CIM, también agradeció la colaboración de instituciones como el Parque Nacional Illas Atlánticas y la Oficina Española de Cambio Climático. Y se refirió a la “gran necesidad” que existe de “integrar la investigación marina en los programas de los centros educativos, despertar vocaciones y visibilizar el trabajo de los investigadores, sobre todo, de las investigadoras”.

Compartir el artículo

stats