El pasado sábado falleció Enrique Romasanta a los 67 años de edad. Este vecino de Bouzas inició una auténtica cruzada contra el Puerto de Vigo desde finales de los años 80 cuando se puso en marcha el polémico relleno del puerto y que gano más de medio millón de metros cuadrados al mar.

A comienzos de los 90 interpuso una denuncia contra los cargos encargados de la gestión del Puerto por aquel entonces consiguiendo sentarles en el banquillo de los acusados por un delito ecológico.

Enrique Romasanta. // FdV

Enrique Romasanta. // FdV

Tras esta primera denuncia, este vecino de Bouzas convirtió su vida en una auténtica lucha contra esta administración, presentando denuncias contra los diferentes presidentes que se fueron encargando de su gestión.

Enrique Romasanta formó parte también del colectivo 'A ría non se vende', en el que ejerció de portavoz. Y su presencia era habitual en diferentes movilizaciones y protestas.

Su cuerpo será incinerado mañana a las seis de la tarde en el tanatorio de Emorvisa, en Pereiró.