Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 300 niños saharauis llegan a Peinador

La mayoría se quedan con familias de acogida de distintos municipios gallegos

Familiares, trabajadores y niños en el aeropuerto vigués.

El aeropuerto de Peinador vivió durante la mañana de ayer una jornada de cierto bullicio y más movimiento que un día cualquiera. La razón: la llegada de dos aviones de la línea Air Algérie, procedente de Argelia, con más de trescientos niños saharauis que vienen a pasar el verano con familias de acogida, en su mayoría en diferentes municipios gallegos como Gondomar, Salceda, Nigrán, Redondela, Porriño, Bueu...

El bullicio no fue formado únicamente por los niños que llegaban cargados de ilusión a pasar la temporada estival lejos del desierto, sino también por el hecho de los padres de acogida que los esperaban con nervios algunos, con expectación otros, pero todos con los brazos abiertos. Allí se juntaron también los monitores de los pequeños, que además tuvieron que esperar bastantes minutos por el segundo avión que traía toda la documentación de los saharauis y que era necesaria para hacer todos los trámites para entrar en España y para que las familias los puedan acoger.

Un grupo de niños saharauis, ayer en Peinador.

Hubo algunos niños sin embargo que no se quedaban en Galicia. Sin ir más lejos, miembros de la asociación de amigos del pueblo saharaui Alouda en el Alto Aragón, viajaron en autobús desde Santander a Vigo para recoger por la mañana a unos treinta niños y llevarlos de nuevo en autobús con sus familias de acogida en la zona de Cantabria y Aragón, lo que prueba lo que algunos colectivos vienen criticando respecto a este proceso de llegada de niños saharauis a España durante el verano: la desorganización en algunos aspectos y los trastornos logísticos que causan tanto a los más pequeños como a las asociaciones y a las familias de acogida.

Compartir el artículo

stats