Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La moratoria del COVID no frenó las quiebras: casi una por semana

Los administradores vigueses auguran una subida “considerable” de concursos: “Serán pymes que entren directamente a liquidación”

Un negocio cerrado por la crisis en una céntrica calle de Vigo. // Alba Villar

Moratoria de la deuda hipotecaria, moratoria a los lanzamientos o desahucios por impagos, moratoria concursal... La crisis sanitaria del COVID motivó que desde el Gobierno central se introdujesen una serie de medidas para paliar la sangría económica provocada por la pandemia tanto a los ciudadanos como a las empresas. Para estas últimas, esta prórroga de la no obligatoriedad de iniciar un procedimiento judicial por su insolvencia concluyó este pasado jueves 30 de junio. Desde ayer, las empresas con problemas de solvencia tienen dos meses para solicitar el concurso de acreedores. Con la reactivación de este mecanismo, distintos expertos temen que ahora vayan a llegar en cascada. “Quizás no una avalancha como tal pero sí habrá un aumento considerable de casos, y sobre todo muchos preconcursos también”, valora el administrador concursal Aquilino Pérez Puga.

La moratoria eliminaba la obligatoriedad de que las empresas endeudadas solicitaran el concurso de acreedores y, a la vez, impedía que éstos pudieran realizar dicha solicitud para exigir el pago de sus deudas. Pese a esta medida, el Juzgado de lo Mercantil 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, no vio reducida su carga de trabajo; y es que declaró, entre enero y el 30 de junio de este año, un total de 21 concursos de empresas, cifra más o menos estable en relación a ejercicios anteriores: 28 en 2021, 20 en 2020 y 23 en 2019, todos en este primer semestre del año.

Pérez Puga también sostiene que fueron muchas las empresas que han tratado de capear el temporal desde 2020 “como han podido” pero ahora, “una vez abierta la veda”, no tendrán otra opción que iniciar este proceso concursal. “A los administradores no les va a quedar otro remedio que presentar los concursos, ahora están bajo su responsabilidad. Muchas seguro han tratado de buscar en este tiempo algún tipo de financiación bancaria o crédito para ir asumiendo las pérdidas pero la situación ya es inevitable y no han logrado recuperarse”, añade el experto vigués.

Tanto es así que Aquilino Pérez sostiene que la mayor parte de las firmas que entren en concurso a partir de ahora, lo harán directamente a liquidación, esto es, declarando la sociedad extinta y procedimiento directamente a la liquidación, venta o subasta de sus bienes o propiedades. “No será posible lograr un acuerdo con los acreedores. Y afectará sobre todo a pequeñas empresas, que es el perfil mayoritario”, valora Pérez.

Compartir el artículo

stats