Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Picos Director de la Escuela de Ingeniería Forestal y coordinador de la UVigo en el proyecto Firepoctep

“Aplicamos la tecnología a los incendios para detener al asesino antes de que mate”

“Gracias a la simulación y la modelización de la vegetación hemos descubierto qué zonas pueden generar fuegos de gran intensidad y en las hay que centrar la prevención”

Juan Picos, Maribel Doval, Alejandro García y Rebeca Díaz, ayer, en en el campus. Duvi

El campus acogió ayer la cuarta reunión técnica del proyecto Firepoctep, en el que 21 entidades de ambos lados de la frontera hispano-portuguesa, “desde Huelva hasta A Guarda”, desarrollan herramientas para enfrentarse a grandes incendios en un escenario de cambio climático. Juan Picos coordina la participación de la UVigo en esta iniciativa liderada por la Junta de Andalucía y financiada con 5,5 millones de euros dentro de la convocatoria Interreg.

–Una de las novedades del proyecto es esta perspectiva territorial para adoptar medidas conjuntas.

–Sí. Se habían hecho otros proyectos en la frontera andaluza y nosotros también hemos colaborado con el norte de Portugal, pero esta vez somos 21 entidades de ambos lados desde el sur hasta el norte.

–Debido al cambio climático, debemos contar con que se produzcan grandes incendios y estudios como éste son imprescindibles para poder estar preparados.

–Los ha habido siempre, pero ahora cada vez es más probable que algunos incendios acaben en situaciones muy desfavorables en un medio en el que hay mucha acumulación de material vegetal. Lo que hay que hacer es prepararse para afrontar incendios de esas escalas y que cuando ocurran, acabamos de tener uno en la sierra de la Culebra, tengamos el territorio lo mejor preparado posible y hayamos hecho todas las reflexiones de cómo hay que actuar.

–Desde la UVigo han simulado 1.800 incendios en seis escenarios diferentes en el Baixo Miño, la zona de estudio. Y esto le han permitido identificar zonas estratégicas de gestión, ¿en qué consisten y por qué son importantes?

–Hemos hecho dos aproximaciones. En la zona del Alto Miño, hacia Portugal, hemos hecho un análisis histórico de los incendios para aprender de lo ocurrido y entender cómo se comportan. Y desde el Miño hacia el norte nos hemos centrado en la defensa contra incendios que todavía no han ocurrido y hemos simulado esos 1.800 a lo largo de todo el Baixo Miño y en distintas condiciones meteorológicas. Y nos hemos dado cuenta de que hay determinadas áreas por las que cuando pasa el fuego se incrementa su virulencia o que siempre se comportan mal, da igual dónde empiece el fuego o las condiciones. Son las zonas candidatas a intervenir previamente. Siempre hacemos el símil con la famosa película de Tom Cruise Minority Report en la que él era capaz de descubrir al asesino antes de serlo. Nosotros intentamos trabajar en toda esa inteligencia previa para saber qué zonas son las que pueden generar incendios de gran intensidad antes de que se produzcan, proponer que se centre en ellas la prevención y, de esa manera, detener al asesino antes de que mate a nadie. Y esto lo podemos hacer gracias a la mejora en las tecnologías de simulación y en la modelización de la vegetación forestal con satélite.

Reunión del proyecto Firepoctep en Vigo. Duvi

–Así también ayudan a concentrar los recursos, porque vigilar todo el monte es imposible.

–Es imposible y probablemente infructuoso. Actuar en todo el monte con baja intensidad puede servir para los incendios pequeños, pero en otros es mejor actuar en sitios concretos con gran intensidad. Es decir, en algunos lugares habrá que eliminar vegetación, en otros haremos quemas prescritas en época de bajo riesgo para que ese combustible no esté disponible cuando llegue el incendio... Vamos a tener que tomar decisiones distintas a las que hemos ido tomando hasta ahora porque las circunstancias también son distintas.

–¿Qué predisposición están encontrando por parte de la Administración?

–La Xunta, pese a que no es socia del proyecto, pero ha participado en algunas reuniones, ha entendido nuestro planteamiento y lo comparte. Está esperando que nosotros desde el punto de vista metodológico intentemos dar esas herramientas. Ellos tienen la idea de aplicar en esas zonas estratégicas que nosotros marquemos los instrumentos que prevé la ley de movilización de tierras, que permite esa gestión preventiva independientemente de que el propietario sea desconocido, etcétera. Creo que esta ley es la pieza que va a encajar perfectamente con esos sitios prioritarios que nosotros marquemos para actuar. La sensibilidad de la Xunta es buena y además la Administración para intervenir necesita una objetivación técnica y científica, no que sea una arbitrariedad.

–Por parte de la UVigo también participan grupos que están desarrollando tecnología para que los drones puedan sobrevolar incendios durante la noche o sensores de detección temprana.

–Uno de los paquetes de trabajo tiene que ver con el software de cámaras de vigilancia para que permitan reconocer mejor un fuego y posicionarlo automáticamente. Y también se trabaja en el pilotaje de drones nocturnos cuando hay que retirar todos los medios aéreos y los terrestres. Esta herramienta permite superponer al visor del dron una especie de Google Maps para saber exactamente por dónde vuela y puede ayudar mucho en ese momento de combate o contención nocturna.

–E incluso hay expertos trabajando en campañas de sensibilización.

–Somos cuatro grupos dentro de la UVigo. Como coordinador, me satisface enormemente que hayamos tomado en un tema tan importante como éste la determinación de cooperar de forma transdisciplinar desde la ingeniería forestal, aeronáutica, informática, de telecomunicación e industrial y desde la sociología. Y el resto de los socios también nos lo han transmitido.

–Para Galicia resulta vital contar con una universidad que aúne todo este conocimiento puntero.

–Es responsabilidad de una entidad pública como la universidad intentar trabajar en las cosas que preocupan a Galicia como son los incendios forestales. A mí me hace sentirme muy orgulloso .

–La reunión continúa hoy, pero a pie de campo.

–Visitaremos la zona de Oia y la que se vio afectada por los incendios de 2017 entre Chandebrito y Vigo, y después comeremos en el Monte Alba. Nos encontraremos con representantes de comunidades de montes de Baixo Miño y de Vigo. Ellos son los custodios del territorio y los que van a tener que adaptar estas medidas. Y estos encuentros en los que nos pueden explicar sus problemas son muy fructíferos y motivantes. Esa complicidad es clave. Además hay pocos controles de calidad de la investigación tan buenos como los de quienes tienen que aplicarla.

21 instituciones de España y Portugal "desde Huelva hasta A Guarda"

La Escuela de Ingeniería de Telecomunicación acogió ayer a una treintena de representantes de administraciones, universidades, centros de investigación y fundaciones que integran el proyecto Firepoctep. La reunión fue inaugurada por la vicerrectora Maribel Doval, que también forma parte de la iniciativa como investigadora, Alejando García, subdirector del Centro Infoca de la Junta de Andalucía, y Rebeca Díaz, directora de la escuela viguesa.

Compartir el artículo

stats