El obispo de la Diócesis de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, presentó este pasado fin de semana su renuncia al haber cumplido los 75 años de edad, tal y como manda el Derecho Canónico.

Ahora será el Papa Francisco quien en un periodo de tiempo no determinado deberá designar su relevo, por lo que la salida de su cargo no será ni mucho menos inmediata. Se desconoce cuánto puede demorarse esta decisión pero se esperan meses o incluso años, hasta nombrar a su sucesor.

Monseñor Quinteiro Fiuza fue nombrado obispo de la Diócesis el 8 de enero de 2010 por el papa Benedicto XVI. En la Santa Iglesia Catedral de Tui, toma posesión el día 24 de abril de 2010; y en el día siguiente realiza la entrada en la Concatedral de Vigo.

Trayectoria

Don Luis Quinteiro Fiuza nace en Sabrexo (Vila de Cruces) en el año 1947, ingresando en el Seminario Menor de Belvís de Santiago de Compostela en 1958. Unos años después, en 1966, siendo seminarista mayor, comienza sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad de Comillas (Santander) y, trasladada de esta universidad a Madrid, obtiene el grado de Licenciado en Teología y realiza los cursos de doctorado.

En 1999, el Papa san Juan Pablo II le nombra obispo titular de Fuerteventura y Auxiliar de Santiago de Compostela, siendo ordenado el 19 de junio siguiente.

En el año 2002 se le designa obispo de Ourense, diócesis en la que ha permanecido siete años. Pertenece en la Conferencia Episcopal Española a la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe y a la de Migraciones; siendo en esta última el obispo Promotor del Apostolado del Mar.

Quinteiro Fiuza, muy activo en todos los actos no solo litúrgicos o religiosos sino también institucionales e incluso académicos en la ciudad, continuará como obispo en la Diócesis hasta que se nombre a su sucesor. Concretamente, este pasado sábado todavía presidía una misa en la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón, en Rosalía de Castro.