Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia mantiene en prisión al acusado del crimen del profesor vigués

Testigos reconstruyen los pasos de David M.C. entre el homicidio y su arresto, días en los que compró dos vehículos y se alojó en un hotel

El presunto autor del crimen del profesor de la calle Areal. Ricardo Grobas

La batería de recursos de apelación presentados por el abogado defensor de David M.C., el presunto autor del crimen del profesor jubilado vigués Benito Torreiro Sío, se ha ido topando en las últimas semanas con la negativa de los magistrados a todos los alegatos. La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ya ha confirmado en dos resoluciones distintas la medida de prisión provisional decretada el pasado enero para este joven. Junto al mantenimiento de esta medida, la sala desestima otro recurso que cuestionó la toma de muestras de ADN y uno más en el que el letrado interesaba que, al ser los hechos supuestamente constitutivos de un delito de homicidio, se procediese ya por la jueza instructora a incoar el procedimiento por la ley del Tribunal de Jurado.

Estamos ante el inicio de las investigaciones y, en aras de comprobar los datos que se derivan de las primeras diligencias desenvueltas por la Policía Judicial”, arrancan los magistrados, se “acordaron” una serie de diligencias precisamente encaminadas a “comprobar de una manera definitiva” que los hechos deben efectivamente tramitarse para ser enjuiciados por un jurado popular. Se necesita, razonan en el auto, “una decantación previa de las circunstancias concurrentes”, lo que solo puede alcanzarse, concluyen, con la investigación judicial preliminar que se está llevando a cabo en la actualidad.

En diciembre de 2021

El crimen ocurrió en diciembre de 2021, se descubrió días después ya en enero de este año y ahora está en plena fase de instrucción judicial. Junto a otras diligencias de carácter científico y el volcado de los datos de los teléfonos móviles del presunto homicida y del ordenador de la víctima, la jueza ha tomado declaración a testigos para, entre otras circunstancias, reconstruir lo que hizo David M.C. los días que transcurrieron desde que presuntamente mató al profesor a finales de diciembre y se produjo su detención en un control rutinario de carretera el 4 de enero. Trabajadoras de un hotel donde se alojó o personas relacionadas con la compra que realizó con los ahorros de la víctima de dos vehículos de segunda mano (un Audi y un Peugeot) fueron citadas en el juzgado. También amigos del encausado, entre ellos los que viajaban en los vehículos parados en el control, la circunstancia que desencadenó el hallazgo del cadáver del profesor en su domicilio y la detención del hoy investigado.

La investigación está aún en un momento inicial. Todavía no está el informe definitivo de la autopsia, pero sí el preliminar que determinó que el sexagenario recibió en su piso un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente que le dejó aturdido. Después recibió varias cuchilladas, una de ellas en el cuello que acabó provocándole la muerte.

Compartir el artículo

stats