Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así es el plan de salud local que desarrollará el centro de salud de Lavadores

Abre camino en la transformación de la Atención Primaria en el área sanitaria, junto con Sárdoma

La doctora Durán durante la firma de la aprobación del plan ante el gerente del área y el conselleiro. | FdV

El centro de salud de Lavadores es, junto al de Sárdoma, el primero del área sanitaria de Vigo que ya dispone de un plan de salud local aprobado, y uno de los 14 a nivel autonómico que cuentan con esta herramienta elaborada por los propios profesionales con el apoyo técnico de la Consellería de Sanidade. Se trata de un documento “vivo” que procura analizar la realidad específica del propio centro de salud, teniendo en cuenta sus fortalezas y debilidades, para adecuar así la asistencia a la demanda, intentando mejorar la satisfacción de pacientes y usuarios, pero también la de los propios profesionales.

Lo explica así la jefa de servicio del centro de salud de Lavadores, la doctora Carmen Durán, quien apunta que entre las principales ventajas de haber desarrollado este plan de salud local se encuentra la de que “tiene la peculiaridad de que es un documento personalizado para cada centro de salud, porque nadie mejor que los propios profesionales del centro conocemos la realidad del mismo, empezando por los espacios, que son fundamentales para el desarrollo de la actividad, los recursos humanos disponibles y la población determinada a la que se presta asistencia. Nosotros llevamos desde el pasado mes de julio trabajando en este plan y analizando cuáles son nuestros recursos y necesidades para establecer unos objetivos y un plan de acción”.

Es momento de valorar aquellas cuestiones que no se estaban haciendo bien

decoration

En este sentido, la facultativa indica que esas actuaciones pasan por “mejorar la salud poblacional, su calidad de vida y también la satisfacción de los profesionales. Creo que es una clara oportunidad para organizar mejor la actividad de la Atención Primaria, de poder cambiar lo que no funciona y ver las oportunidades que tenemos, porque aunque no constituya una solución definitiva a las carencias, será un apoyo importante”.

Carmen Durán señala a este respecto que, tras la irrupción de la pandemia, la sociedad y el sistema “han cambiado”, y es por ello que considera que “este escenario post-Covid es el momento idóneo para valorar aquellas cuestiones que no se estaban haciendo bien y modificarlas”. La jefa de servicio del centro de salud de Lavadores comenta que “con la llegada del COVID, nos hemos tenido que volcar en una atención prácticamente monográfica, hemos tenido un antes, un durante y ahora un después, y fue la inmediatez lo que provocó que el sistema se bloqueara. La sociedad es cambiante y debemos adaptarnos a ella”.

Cuatro ejes vertebradores

El plan de salud local de Lavadores está definido como una guía con una vigencia de cuatro años vertebrada en torno a cuatro pilares básicos: mejorar la atención integral al paciente, incrementar el grado de satisfacción de usuarios, también el de los profesionales y, por último, potenciar la función comunitaria.

Respecto al primer eje, la doctora Durán afirma que “Atención Primaria es la puerta de entrada al sistema sanitario, por lo que lograr una implicación de todos los organismos y recursos disponibles resulta fundamental en la valoración y en el proceso clínico del paciente, de ahí que uno de nuestros objetivos principales sea mejorar su atención integral”.

Este plan permitirá la autogestión por parte de los profesionales del centro

decoration

En cuanto a procurar el incremento de la satisfacción de usuarios y de profesionales, la jefa de servicio del centro de salud de Lavadores hace hincapié en que las reclamaciones registradas y una encuesta poblacional que habilitarán serán los principales indicadores para analizar su satisfacción con la atención recibida y que, posteriormente, ayudará a mejorarla. Por otra parte, Durán pone en valor que el plan de salud local permitirá una “autogestión”, por lo que los profesionales “sabiendo cuáles son nuestras necesidades, podremos definir qué queremos hacer y cómo lo hacemos para solventarlas”.

El cuarto objetivo se centra en la potenciación de la función comunitaria del centro de salud, “implicando al paciente en los cuidados, trabajando con el equipo del centro, que realizará charlas a los pacientes, repercutiendo así en la mejora de la salud comunitaria. Este año, en la parte pediátrica nos centraremos en la obesidad infantil, mientras que en la población adulta intentaremos detectar a ese paciente frágil, que es aquel que está en su casa, elaborando un registro para ver qué le podemos aportar”.

Compartir el artículo

stats