Corrubedo, Nigrán, Vigo... Fueron tres de los destinos que elegía el pasado verano la foca Doqui para su habitual viaje estival. En 2020, también visitó la costa gallega, a la altura de Estaca de Bares y el litoral asturiano. Así que este lobo marino gris de 80 kilogramos de peso casi se había convertido en un "turista" habitual de la Comunidad gallega, y algunos bañistas privilegiados pudieron avistar el ejemplar en diferentes playas de las Rías Baixas, como así atestigua un video viral de Doqui, nadando en aguas de la playa viguesa de Canido.

La foca "Doqui" llega a la ría de Vigo

La foca "Doqui" llega a la ría de Vigo V. C.

Aquellos días, la Coordinadora para o Estudio dos Mamíferos Mariños, CEMMA, hacía un llamamiento para respetar su espacio y no molestarlo, ya que en este periodo de descanso, podría ponerse nervioso en presencia de humanos.

Este colectivo ha sido el encargado de anunciar en sus redes sociales la fatal noticia. Doqui ha fallecido en el Algarve portugués. Según el anuncio de CEMMA, la foca fue avistada por primera vez en Portugal durante el mes de septiembre. En su travesía hacia el sur, llegaría a la región de mayor afluencia turística del pais luso. Pero a finales de año, "tras valorar su estado, fue recogida y trasladada a un delfinario en el que también hacen rehabilitación". Cuenta la coordinadora, que le detectaron "una infección respiratoria y dos anzuelos en el estómago", así que le practicaron una endoscopia para quitarselos, pero en la intervención también hallaron algunos plásticos pequeños y una bola de hilos de tanza. Doqui sólo sobrevivió unas horas, y "tristemente", moriría al día siguiente.

Chéganos unha mala nova dende Portugal. Doqui, o lobo mariño cincento (Halichoerus grypus) que estivera percorrendo a...

Posted by CEMMAcetaceos on Tuesday, January 18, 2022

La Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños lleva décadas cuidando e intentando salvar las decenas de animales que cada año varan en las costas gallegas. El caso más reciente fue el de “Cadrado”, una foca que quedó atrapada accidentalmente hace dos días en el aparejo de un barco en aguas de San Cibrao (Lugo). Lograron soltarla, pero viendo las heridas que presentaba dieron aviso, y fue recogida por una unidad móvil de CEMMA para su rehabilitación.

Cadrado, la foca rescatada hace dos días por CEMMA. CEMMA

Otras tres focas grises fueron vistas en el área comprendida entre Fisterra y Ferrol (A Coruña), como así atestiguaron el pasado 16 de enero miembros de Protección Civil de Ferrol en un vídeo que compartieron en su perfil de Twitter.

Estos cetáceos no precisaron de la intervención de la oenegé marina gallega, que suele pedir la colaboración a los ciudadanos y curiosos para que sigan ciertas recomendaciones si avistan estos animales.

¿QUÉ HACER SI ENCUENTRAS UNA FOCA?

  • NO ACERCARSE para evitar molestarla y que tenga que alejarse de nosotros gastando energías. Además hay que mantener una distancia prudente ya que pueden mostrar una respuesta agresiva.
  • NO BLOQUEARLE una salida hacia el mar.
  • ATAR EL PERRO y evitar que se le acerque o ataque.
  • MANTENER SILENCIO, ya que gritos y barullo le provocarán estado de alerta.
  • AVISAR cuanto antes al 112 ó al teléfono 686 989 008, y seguir las indicaciones.