Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Uekko” en el bar a cambio de un café

Locales vigueses se han adherido a la iniciativa “online” en la que se puede pedir hora para actividades laborales o de ocio

Iván Carreño junto con sus compañeros trabajando en un bar vigués adherido a “Uekko”. // Marta G. Brea

El temor a las aglomeraciones por el aumento de los contagios, sobre todo en espacios públicos, hace que muchos usuarios busquen alternativas más seguras para desarrollar sus actividades estudiantiles, laborales o de ocio. El teletrabajo y las tareas académicas que han pasado –en su gran mayoría– a ser virtuales, convirtieron los espacios públicos como las bibliotecas en un imposible a la hora de encontrar un sitio libre con las condiciones de seguridad adecuadas. Los bares y algunos restaurantes de las ciudades se han ido transformando en el último año, de manera espontánea, en lugares de encuentro profesional o en improvisados puntos de estudio.

Sin embargo, encontrar establecimientos que de manera permanente tengan un espacio reservado para dichos menesteres es más que complicado. Ese obstáculo ya tiene solución: Uekko. Una iniciativa electrónica en la que los locales interesados se pueden adherir ofreciendo las mesas libres de las que disponga junto con el horario correspondiente. El usuario cuando entra en el sitio web puede ver los bares que cuentan con un “Uekko” libre para compartir con amigos, estudiar o trabajar.

En el confinamiento

A cambio de una consumición pueden disponer del tiempo acordado en una mesa reservada ex profeso. “Está muy bien la idea, la verdad. Porque muchas veces la biblioteca está llena y no tienes a donde ir y estar tranquilo”, señala Iván Carreño, que junto con sus compañeros, ha sido de los primeros en probar Uekko en Vigo. Esta aventura, que comenzó en Coruña poco después del confinamiento, ya cuenta con dos espacios hosteleros en la ciudad olívica: Terrae Orgánica y Terra Bowls, aunque ya están en conversaciones con más locales interesados en incluirse en este práctico servicio web. “Todo nació en esos tres meses de encierro en el que hablando con mi socio veíamos que los sitios públicos, con las restricciones, iban a ser insuficientes tanto para los estudiantes como para los que quisieran teletrabajar. Así surgió Uekko, un proyecto por ahora colaborativo con los locales de restauración para ayudarles a fidelizar clientela, y una alternativa segura para todos los usuarios que quieran usar una mesa en un horario determinado y en un lugar cercano a su casa”, destaca Aquilino Lousa, copropietario de Uekko. Junto con su socio, Enrique Rodríguez, el objetivo es hacer llegar su propuesta al mayor número posible de establecimientos hosteleros de la villa olívica, ya que en A Coruña, gracias a la publicación de su iniciativa en un diario local, muchos bares decidieron unirse al sitio web, siendo hasta el momento “un verdadero acierto”.

Un clic, una reserva

Para formar parte de “Uekko”, el establecimiento solamente deberá rellenar un formulario que les servirá a los propietarios de la web para establecer contacto con el bar y acordar las condiciones del servicio. “Por el momento las reservas han sido de una o dos horas, el máximo han sido tres, pero pretendemos que se amplíe según la disponibilidad del local. A veces nos cuentan que determinados días de la semana no tienen el bar lleno durante la mañana por una menor afluencia de público, en esos casos, las horas de reserva podrían ser mayores”, recalca Aquilino.

Otra opción que están barajando es una probable colaboración con espacios de coworking u otros negocios que disponen de espacio una parte del día “con lo cuál pueden plantearse ofertarlo a través de nuestra web”. A partir de ahora en Vigo las reuniones no solo se mantendrán en los despachos, ni tampoco se estudiará tanto en la biblioteca. Existen otros “Uekkos” en Vigo para realizar actividades en atmósferas vivas en las que trabajar se “haga más llevadero”.

Compartir el artículo

stats